Su esposo la dejó y lo que hizo pasma a EEUU

Un residente de Alabama utilizó un viaje de negocios a Panama City Beach, al norte de Florida, para supuestamente ejecutar un siniestro plan contra su esposa, de quien se había separado recientemente, y la nueva pareja de ella.

La Policía de Panama City Beach dijo a medios locales que Mark Stokes, de 37 años, y Amanda Stokes, de 28, habían alquilado una casa para que sus empleados, amigos y familiares asistieran a la popular reunión de motociclistas Thunder Beach, que se realizó del 2 al 6 de mayo.

Pero como los Stokes acababan de separarse, Amanda prefirió quedarse en el hotel Hampton Inn and Suites, en Front Beach Road, con su nueva pareja, Kenneth Krause, de 30 años.

Según los investigadores, el esposo logró obtener una llave de la habitación en la que se estaban quedando Amanda y Krause el sábado en la madrugada, se coló en el hotel y sorprendió a la nueva pareja.

Mark Stokes entonces supuestamente les disparó a ambos y luego se suicidó, según medios locales.

Los dos hombres y la mujer fueron encontrados sin vida a la mañana siguiente por trabajadores del hotel. Los Stokes tenían una hija de cinco años que se encontraba en el sur de la Florida al momento del homicidio-suicidio.

Horas antes de las muertes, Mark Stokes anunció en su cuenta de Facebook que ofrecían cerveza y margaritas gratis en la casa de la playa para celebrar el fin del evento Thunder Beach.

Amanda Stokes, por su parte, publicó varias fotografías de ella disfrutando de las vacaciones en Panama City Beach. En una imagen se le ve con una cerveza en la mano y en la otra con un chaleco de cuero.

La separación de los Stokes había sido tan reciente que Amanda tuvo que publicar en su cuenta de Facebook el miércoles 2 —cuatro días antes de su muerte— que Mark y ella “no siguen juntos”, por lo que pedía a sus amigos que no la contactaran para decirle lo que él estaba haciendo o dónde andaba.

Dos días después de ese mensaje, Amanda publicó una fotografía de ella con Kenneth Krause. Mark y Amanda Stokes son miembros de la Guardia Nacional y estaban apostados en Fort Rucker, en Alabama.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...