Saltar al contenido
madre hijo closet
5
Ene

Su pequeño hijo vivía en un clóset y lo que dijo dejó a todos fríos

Actualizado: 05/01/2018 13:15

Un niño de Texas de 4 años se encuentra ahora en custodia preventiva después de haber sido rescatado de una casa donde supuestamente se elaboraban drogas y se cree era obligado a vivir dentro de un clóset —teniendo como únicos visitantes a las ratas y cucarachas que infestaban la casa en ruinas.

La abogada designada por la corte para representar los intereses del niño dijo a la revista People que el pequeño contó a las autoridades que lo encontraron que esas plagas eran “sus amigos”.

“Teniendo en cuenta las circunstancias, se encuentra bien”, aseguró Rachel Leal-Hudson, la abogada que representa los intereses del niño de 4 años. Añadió que su objetivo era que el pequeño “tuviera una vida lo más normal posible”. El menor está siendo monitoreado de cerca por profesionales de la salud, de acuerdo al Departamento de Policía del condado de Harris.

Las autoridades afirman que en el inmueble de Houston donde encontraron al niño se elaboraba y distribuía metanfetamina. Los oficiales allanaron el lugar y hallaron la puerta del clóset con llave y al niño adentro.

Leal-Hudson dijo a la revista People que no se sabe cuánto tiempo pasaba el niño en el armario, pero supone que a veces lo dejaban allí por horas.

Su madre, April Burrier, de 32 años, no se encontraba en la casa en el momento del allanamiento. Fue arrestada cuando regresó al lugar y acusada de poner en peligro la vida de un menor, según el Departamento de Policía del condado de Harris.

El miércoles no se sabía todavía si se había declarado culpable del cargo o si había contratado a un abogado que pueda hablar en su nombre. Burrier está detenida y tampoco se sabe si se le ha asignado una fianza.

La policía dijo que el supuesto propietario del inmueble, Daniel Clark Morris III, no ha sido ubicado y están solicitando la ayuda del público para encontrarlo.

Las autoridades afirman que hallaron parafernalia de droga y juguetes sexuales justo fuera del clóset.

El niño también dijo a las autoridades que lo obligaban a sentarse sobre una refrigeradora muy alta como castigo por salirse del armario. Contó que temía quedarse dormido y caer al piso.

El padre del pequeño está presuntamente tratando de obtener la custodia del chico.

Los intentos de la revista People de ponerse en contacto con el padre el miércoles no tuvieron éxito.

El caso regresará a corte el mes próximo.