Tremendo enredo del Rey Felipe con la nieta de Franco

Esta vez no es doña Letizia la protagonista de la nueva polémica relacionada con la Casa Real sino el mismísimo Felipe VI, al que parece que no le debe gustar nada que le involucren con Carmen Martínez Bordiú por culpa además de una decisión que tomó en su día su padre.

Y todo porque en España, a diferencia de países como Alemania o Italia, donde no existen una Fundación Adolf Hitler o un marquesado de Mussolini, respectivamente, sí hay una Fundación que lleva el nombre de Franco, por la que el ahora emérito Juan Carlos I creó el ducado de Franco, un título con grandeza de España que justificó calificando la dictadura como “una gloriosa etapa histórica de nuestra Patria”.

La polémica se ha suscitado ahora porque el título pasa a la nieta del dictador, después de falleciera la hija, Carmen Franco Polo, y ya algunas formaciones políticas, como Izquierda Unida y PSOE han mostrado su desacuerdo, aunque parece que poco podrán lograr de no mediar precisamente Felipe VI, corrigiendo la decisión tomada por su padre.

De momento lo único que ha hecho la semana pasada Felipe VI, acompañado de doña Letizia, fue bendecir con su presencia la publicación de la nueva edición del Diccionario Biográfico Electrónico, en la que la Real Academia de la Historia otorga a Francisco Franco el calificativo de dictador, un título que va en dirección contraria del que ostenta su nieta y que da categoría de nobleza a quien el propio Estado, en presencia del Rey, llama dictador.

Tanto el PSOE como Izquierda Unida han tratado de erradicar semejante paradoja, pero mientras no haya nadie con derecho al título que se oponga a que la nieta de Franco lo reciba, se seguirá adelante con la sucesión. La Diputación de la Grandeza, un órgano informante que depende del Ministerio de Justicia, ha informado ya a ambos partidos que en el caso de que haya más de un solicitante que pida suprimir cualquier título nobiliario se emitirá un informe, pero también que no hay una ley que ordene la anulación de este título y así lo recoge Monarquía Confidencial.

IU remitió escritos tanto al Rey como al Ministerio de Justicia alegando que este título “contraviene la Ley de Memoria Histórica de 2007”, mientras que el PSOE ha pedido al rey eliminar el ducado de Franco. Pero la Diputación de la Grandeza estima que hay un procedimiento administrativo que se tiene que cumplir y que no existe ninguna ley que ordene la anulación del ducado de Franco. Supondría saltarse la ley, es decir, supondría “prevaricación”, según fuentes citadas por Monarquía Confidencial. Los títulos, una vez creados y otorgados, se rigen por las leyes ordinarias del ordenamiento jurídico de España.

Fuente EP Mundo Estrella Digital
Cargando...
Cargando...