Saltar al contenido
niña leche
1
Ene

Tres crímenes familiares que nos estremecieron en 2017

Se ha dicho que hay más probabilidades de ser asesinado por un conocido que por un extraño y que, cuando eso suceda, uno quizás esté en su hogar. El 2017 confirmó esa teoría repetidamente.

Estos son tres de los casos que más estremecieron a Estados Unidos.

Castigo mortal

En octubre la policía de Texas descubrió el cadáver de Sherin Mathews, una niña de tres años a la que sus padres habían reportado como desaparecida, luego de que la “castigaron” enviándola al patio de la casa, a las 3 de la madrugada, como castigo por no tomarse la leche. La niña fue encontrada en un alcantarillado cercano a su casa dos semanas después.

Al realizar la autopsia se indicó que la niña había sido víctima de maltrato físico. Ahora su padre adoptivo, Wesley Mathews, actualmente está encarcelado como sospechoso de su asesinato, mientras Sini Mathews, su madre adoptiva, ha sido acusada de abandono de menores luego de que la policía alegara que ella había dejado sola a la niña de 3 años antes de su muerte.

Padre aberrado

El mes pasado, la policía de Tennessee detuvo a un médico militar del Ejército de Estados Unidos bajo los cargos de haber violado y asesinado a una de sus gemelitas de apenas 9 meses. Según los medios locales, cuando los paramédicos llegaron al hogar de de Christopher Conway, de 22 años, y trataron de revivir a la pobre criatura, fue demasiado tarde.

Su padre después confesaría que no solo la violó también la estranguló con un cordón.

“Amigo” perverso

Y en San Antonio, Texas, una madre descubrió con horror el video de la violación de su propia hija, cuando revisó el Ipad de uno de sus amigos. Sucedió en octubre, cuando la policía se llevó detenido a José Trinidad González , acusándolo de agresión sexual agravada contra un menor de edad y posesión de pornografía infantil, luego de que la pobre mujer reportara el horrendo video.

Al denunciarlo a las autoridades, la mujer indicó que sus hijos siempre le pedían el Ipad a González para jugar y por eso, intrigada, decidió indagar en ese aparato para ver cuál era el juego que veían sus hijos. Al ir a las carpetas de material borrado, descubrió el perturbador video en donde su “amigo” violó a su hija.

Aunque el 2017 ha sido un año de grandes avances científicos, como que se creó el primer organismo de laboratorio semi-sintético, la violencia familiar, sobre todo contra los más indefensos, los niños, siguió siendo una plaga que no se pudo exterminar. ¡Ojaléáen el 2018 si se avance en eso!