Tribunal sellará el destino de Lula da Silva

Luego de recibir un recurso de sus abogados, este lunes el Supremo Tribunal Federal de Brasil (STB) deberá emitir su dictamen sobre la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva.

Los abogados buscan dejar sin efecto el veto emitido por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) porque consideran que la decisión fue tomada sin considerar el carácter vinculante de una resolución del Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Según la ONU, Lula debe participar en los comicios electorales con plena garantía de sus derechos políticos. Este lunes, el Comité emitió un nuevo comunicado que “refuerza las dos decisiones anteriores”, afirmó la abogada Valeska Teixeira Zanin Martins a periodistas en Curitiba.

La abogada destacó que la decisión de la ONU deja caro “que Brasil está vinculado al cumplimiento de las decisiones liminares del comité”, y que ese mandato abarca a “todos los poderes”. Cristiano Zanin Martins, otro de los juristas implicados en la defensa de Lula, adelantó que la resolución se incluirá en los recursos que ya reposan en el STF.

Vence el plazo

Los partidarios de Lula apuran el paso para tratar de impedir la salida de su candidato de la carrera presidencial, a diez días de que el TSE procediera a vetarla con el amparo de la Ley de Ficha Limpia. De acuerdo a esa norma, un aspirante a un cargo de elección popular no puede presentarse si posee una condena en segunda instancia.

Lula, quien se mantiene como favorito en las encuestas con una intención de voto cerca del 40%, permanece recluido desde abril de este año en una cárcel de Curitiba para cumplir una pena de 12 años de prisión por delitos de corrupción y lavado de capitales. El Comité de la ONU ha insistido desde agosto pasado en que el Estado debe garantizar los derechos políticos del exmandatario y dejarlo postularse a la carrera presidencial, aún estando en prisión.

Sin embargo, de acuerdo a la ley, el Partido de los Trabajadores (PT) tiene hasta mañana para presentar a un sucesor de Lula, de lo contrario, no podrá participar en la contienda electoral. La defensa de Lula ha introducido un recurso ante la Corte Suprema para modificar la fecha límite y extenderla hasta el 17 de septiembre.

En caso de que el último recurso no prospere y el PT decida participar, se verá obligado a presentar a otro candidato presidencial. Los medios locales especulan que podría ser el hasta ahora aspirante a la presidencia, Fernando Haddad.

¿Injerencia?

Las autoridades del TSE que decidieron vetar a Lula argumentan que las decisiones del comité de la ONU no son de carácter vinculante, en línea con voceros de la administración del presidente Michel Temer. El pasado domingo, el comandante del Ejército brasileño, general Eduardo Villas Boas, aseguró que acatar un mandato de esa naturaleza constituye un “intento de invasión a la soberanía nacional”.

En una entrevista publicada por Estadao, el alto mando militar agregó: “Depende de nosotros permitir que se confirme o no. Esto es algo que nos preocupa, porque puede comprometer nuestra estabilidad, las condiciones de gobernabilidad y de legitimidad del próximo gobierno”.

Villas Boas dijo abiertamente que “el peor escenario” para Brasil es que se elija como presidente a un candidato que contraviene la Ley de Ficha Limpia, lo que a su juicio quitaría “legitimidad, estabilidad y gobernabilidad” al futuro gobierno “dividiendo aún más a la sociedad brasileña”.

Fuente EP Mundo RT
Cargando...
Cargando...