Turbios detalles del crimen de Arantxa Gutiérrez en Costa Rica

Las circunstancias del hallazgo del cadáver de la turista española Arantxa Gutiérrez López, indican que se trata de un crimen sexual, por lo que las autoridades de Costa Rica investigan el asesinato bajo esa premisa.

El director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) del país, Walter Espinoza, informó que el cuerpo de la alicantina de 31 años fue hallado con las ropas rasgadas e indicios de asfixia en un sendero de difícil acceso en las inmediaciones de un hotel del Parque Nacional de Tortuguero.

La víctima y su pareja, un guía turístico, llegaron a Costa Rica el pasado 1 de agosto acompañados de un grupo de otros ocho españoles para realizar una ruta de diez días por el país. Llevaban tan solo tres días allí cuando fue asaltada. Gutiérrez había quedado en la piscina del hotel en el que se hospedaba con una conocida suya. Llegaron a verse. Después de su encuentro, caminó sola hacia la playa. Una hora más tarde, a las 18.40, su cuerpo fue hallado por los empleados del hotel.

El principal sospechoso y la víctima habrían mantenido una conversación la noche antes

La encontraron cerca de un sendero al que sólo se podía acceder a través de canales de agua dulce o por el mar. Tenía todas las ropas rasgadas y presentaba síntomas de asfixia. “En principio el móvil no era el robo. Ella no portaba bienes llamativos que pudieran determinar que fuese el asalto o el robo la comisión del hecho delictivo”, apuntó el director de la OIJ.

El testimonio de su marido señaló que la alicantina y el presunto autor no eran completos desconocidos. Al parecer, la noche anterior habían mantenido una conversación.

Según datos preliminares, ya se ha practicado la autopsia y se han tomado muestras de fluidos biológicos -esencialmente saliva, sangre o semen- que serán comparados con los del detenido y principal sospechoso, Alvin Díaz Hopkins, de 33 años de edad. “Para determinar si hubo ataque sexual tenemos que tener los resultados de la autopsia. En principio todo indica que ese es el móvil por la manera en que encontramos el cuerpo”, declaró Espinoza.

“Todo apunta hacia este sujeto, por ello se le tomaron muestras de sangre, sin prejuicios de que hayan otras posibilidades”, subrayó Espinoza. Sin embargo, las autoridades no descartan la posibilidad de que haya más personas implicadas en el crimen o el autor sea otro sujeto, porque “no hay testigos ni cámaras” que grabaran lo ocurrido. “Es un sitio retirado y un área de difícil acceso”, destacó el máximo responsable del OIJ, que aseguró: “Vamos a seguir investigando”.

El detenido, cuya nacionalidad no ha podido ser comprobada, trabajaba en un hotel cercano

Sobre el arrestado, las autoridades aún no han podido confirmar si es de nacionalidad nicaragüense, tal y como él mismo asegura, y es que Hopkins no ha aportado ninguna documentación válida o certificada que lo demuestre.

El individuo llevaría al menos unos tres meses en el país, y todo apunta a que trabajaba en un hotel de la zona, diferente al que escogieron Gutiérrez y su esposo para hospedarse. Se trata de un área muy pequeña donde prácticamente todo el mundo se conoce, por lo que las autoridades aseguran haber tomado declaración a la mayor cantidad posible de personas que de alguna manera pudieron tener vinculación con la víctima.

Los familiares de la víctima ya se encuentran en Costa Rica y el Organismo de Investigación Judicial está en contacto con el consulado y la embajada de España para repatriar el cuerpo.

Fuente EP Mundo La Vanguardia
Cargando...
Cargando...