Saltar al contenido
5
Abr

¡Última hora! Consejo de Seguridad toma cartas en caso Skripal

Actualizado: 05/04/2018 15:46

El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne este jueves para discutir el envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal y su hija en Reino Unido. La celebración de la reunión fue solicitada este miércoles por el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia.

“De acuerdo con el principio, compartido por nosotros, de que el uso de armas químicas por cualquiera y en cualquier lugar es inadmisible y debe ser investigado y castigado, que la impunidad es inaceptable y que el uso de tales armas constituye una amenaza de proliferación de armas de destrucción masiva, nosotros, siguiendo instrucciones de nuestro Gobierno, le pedimos que convoque una sesión abierta del Consejo de Seguridad de la ONU”, explicó Nebenzia, dirigiéndose al presidente de este organismo.

El pasado 3 de abril, el jefe del laboratorio británico de Porton Down, Gary Aitkenhead, anunció que sus integrantes no pudieron determinar en qué país se fabricó el agente nervioso Novichok con el que fueron envenenados los Skripal.

En este contextp, el embajador ruso ante la ONU ha aseverado que el argumento principal de Reino Unido sobre la supuesta implicación rusa en el caso Skripal colapsó.

“Ante nuestros ojos, colapsó el argumento principal del lado británico sobre el origen ruso de la sustancia, en el que estaba basado todo el sistema de las llamadas pruebas sobre el alto grado de probabilidad de la participación de Rusia”, ha señalado Nebeznia.

Datos clave

  • El pasado 4 de marzo Serguéi Skripal, ex agente doble de origen ruso, y su hija Yulia fueron envenenados con un agente nervioso en territorio británico, hecho que Londres atribuyó a Moscú sin presentar pruebas sobre las que apoyar su acusación.
  • Moscú rechazó cualquier implicación y solicitó acceso a la investigación, si bien el Gobierno británico no ha autorizado la cooperación rusa ni ha proporcionado a Moscú muestras de la sustancia.
  • El envenenamiento derivó en una crisis diplomática entre Reino Unido y Rusia que ha desembocado en la expulsión de decenas de diplomáticos rusos de más de 20 países que avalan la posición británica.