Un juego pesado lleva a un niño al hospital

Un niño de 13 años tuvo que ser ingresado de urgencias al ingerir, sin darse cuenta, dos pastillas de sildenafil que estaban diluidas en su refresco.

La viagra se utiliza para tratamientos de disfunción eréctil en adultos.

El medicamento, más conocido como viagra, fue colocado por dos adolescentes a modo de “broma” pesada. El caso está siendo investigado en la provincia de Córdoba (Argentina).

El consumo para niños está específicamente contraindicado. Además, el medicamento debe ser recetado por un médico y las artífices de la “broma” se lo dieron sin que el menor lo
supiese. Por tanto, también se investiga a la farmacia que pudo vender las pastillas de sildenafil.

El fiscal de Lucha contra el Narcotráfico de la zona, Raúl Ramírez, investiga el caso.

“Es un acto intencional e irresponsable por parte de dos jovencitas que se lo habrían suministrado sin consentimiento”.

Al parecer, las chicas son compañeras de clase de la víctima. El padre del chico denunció lo ocurrido ante la policía de Córdoba (Argentina). Sin embargo, el coordinador del caso ha adelantado que “hay indicios que indican que los hechos son ciertamente probables”.

“Puede ser letal”

Por su parte, el padre del adolescente afirmó: “Mi hijo está mejor físicamente, pero triste. Se siente humillado y defraudado”, según citó el diario ya mencionado.

“Tenía dolores abdominales, mareos, la cara con coloración rojiza y otros síntomas”, ha declarado durante una entrevista concedida a La Voz.

En principio, al acudir al hospital le recomendaron reposo, pero la familia quiso tener una segunda opinión y otros médicos le explicaron los peligros de la situación.

Se había parado a tiempo porque “podría haber presentado una necrosis en la zona genital o hasta la amputación del miembro”, recuerda su progenitor. Las consecuencias pueden ser letales.

Fuente EP Mundo Cuatro
Cargando...
Cargando...