Un secretito de Donald Trump con Lady Di sale a la luz

El presidente más mediático de la última década, Donald Trump esta de visita en Londres y su llegada ha causado numerosas protestas en su contra.

Aunque tanto el Reino Unido como Estados Unidos siempre han sido aliados, el presidente Trump no ha sido bienvenido en el país europeo por los comentarios sin tacto que propinó el año pasado por los atentados terroristas ocurridos en la Gran Bretaña, además de ser criticado por sus  políticas antiinmigrantes.

Se esperan más protestas y se dice que por eso la reunión entre Trump y la reina Isabel II se realizará en el castillo de Windsor (a unos kilómetros de Londres y donde al parecer la policía podría controlar las protestas) y no en el Palacio de Buckingham, la residencia oficial de la familia real británica.

Este sería el primer encuentro oficial entre el presidente de Estados Unidos y un miembro de la realeza británica, nada menos que la reina. Sin embargo en 2015 se desveló otro encuentro que puso en evidencia la atracción que Trump tenía por lady Di.

En ese año, la periodista Selina Scott publicó en The Sunday Times que Trump, que entonces no era político, intentó seducir a Diana en 1996, poco después del divorcio entre ella y el príncipe Carlos. El empresario le mandaba flores constantemente y Scott aseguró que a la princesa le parecía un hombre indeseable, que se sentía incómoda y sin saber qué hacer.

Fue el último intento de Trump pues ella falleció al año siguiente, sin embargo, la historia se remonta a 1995, cuando se conocieron. Sucedió durante una cena organizada en honor a la princesa por United Cerebral Palsy Humanitarian of the Year Award y fue entonces cuando él hizo su primer intento con Diana. Según medios británicos, Trump le ofreció una membresía gratis en su club de golf en Florida, pero lady Di rechazó enseguida

Por si fuera poco, tiempo después de la repentina muerte de Diana, Trump habló en un programa de radio sobre ella y declaró que tenía una “belleza de modelo”. En el año 2000, la incluyó en la lista de mujeres con las que le hubiera gustado dormir y en su libro The Art of the Comeback confesó lo siguiente:

“Sólo tengo un arrepentimiento en el departamento de mujeres: que nunca tuve la oportunidad de conquistar a lady Diana Spencer”.

Para hacer aún más extraña su obsesión por Diana de Gales, en 2016 Trump fue cuestionado por una televisora británica sobre su crush con la princesa a lo que contestó: “Totalmente falso. Todo fue falso”.

Con lo impredecible que se muestra el presidente de Estados Unidos y con los comentarios fuera de lugar que hace en Twitter, ahora la duda es si este viaje oficial a Reino Unido no lo orilla a publicar algo sobre su fallida historia con lady Di.

Fuente EP Mundo Quién
Cargando...
Cargando...