Un tratamiento de belleza le deja un horrible recordatorio

La revista JAMA Dermatology, informó que un tratamiento de belleza, destinado a rejuvenecer la piel de los pies mediante la pedicura con peces, provocó que una joven perdiera las uñas de los dedos de sus pies después de someterse a ese procedimiento.

Después de un par de meses de haberse sometido a este tratamiento, las uñas de los pies de la joven dejaron de crecer y comenzaron a caerse.

Durante la pedicura con peces las personas sumergen los pies en un recipiente con agua que contiene pequeños ejemplares llamados ‘Garra rufa’, que se encargan de devorar la piel muerta de los pacientes.

La paciente fue diagnosticada con onicomadesis, pero la doctora que la trataba no encontró ninguna relación con las causas que frecuentemente la provocan.

De esta forma se llegó a la conclusión de que el motivo más probable que ocasionó este problema era la pedicura con peces, siendo el primer caso de onicomadesis relacionado con este tratamiento.

“Si bien el mecanismo de acción no está del todo claro, es probable que el pez traumatice la matriz ungueal”, explicó Sheri Lipner, autora del informe y médico tratante de la joven, en declaraciones a Gizmodo. “Además de onicomadesis, también hay infecciones graves asociadas con pedicuras de peces”, agregó.

De hecho, investigaciones previas demostraron que se encontraron bacterias peligrosas causantes de enfermedades tanto en los recipientes como en los peces usados en dicho tratamiento.

Fuente EP Mundo Rt
Cargando...
Cargando...