Una foto le costó la vida a una pareja

En Portugal, este martes un hombre y una mujer, de nacionalidad australiana, murieron cuando intentaban sacarse un selfie en la muralla de la playa de los Pescadores, en Cascais, a unos 30 metros de altura.

No hubo testigos de lo sucedido.

Las víctimas tenían 40 y 30 años, y según explicó el comandante de la Capitanía del Puerto de Cascais, Rui Terra, los turistas cayeron desde la muralla a la arena de la playa cuando “todo indicaba que estaban utilizando un teléfono móvil para hacerse un selfi”, tal y como recoge el diario luso ‘observador.pt’

Según Terra, la primera hipótesis, no confirmada, es que el teléfono se les podría haber caído de las manos y al intentar recogerlo, los turistas pudieron haber perdido el equilibro, cayendo así al vacío.

Fuente EP Mundo Que.es
Cargando...
Cargando...