El 13 de abril, la Gobernación de Lara convocó a los medios a una rueda de prensa en el Centro Diagnóstico Integral (CDI) del sector Cruz Blanca, donde Winston Vallenilla hablaría sobre un despliegue de salud con médicos cubanos, del movimiento Somos Venezuela, como parte de los 15 años del programa Barrio Adentro.

Vallenilla daba besos y abrazos a los asistentes que hablaban de las bondades del proceso revolucionario. Pero no se comportó de la misma manera con la prensa que le daba cobertura al encuentro.

“Es importante valorar nuestro sistema de salud, esto solo es posible en un Gobierno socialista y el pueblo lo sabe, tiene la conciencia de eso”, decía antes de cederle el turno al resto de las autoridades.

El también presidente del canal del Estado Tves, impidió a los reporteros referirse al paro de médicos residentes que inició hace 13 días en tres hospitales de Barquisimeto.

“Vamos a otra cosita”, le indicó Vallenilla a la comunicadora que solicitaba información.

Acusó a los periodistas de hacer preguntas “de sabotaje y negativas”. Inclusive, movió uno de los micrófonos cuando trataban de abordar a la directora regional de salud y viceministra de Recursos y Tecnología del Mpps, Linda Amaro.

Aunque Amaro estaba dispuesta a responder, explicó a la prensa que lo haría después de reunirse con los residentes en su despacho. Los periodistas no pudieron conocer su pronunciamiento sobre el retraso de cinco meses en sueldos y bonos nocturnos de los estudiantes de posgrado de Medicina.

El reconocido animador también se molestó cuando le pidieron que se identificara, para efectos de cámara.

Exigía a los medios “no tapar” con los micrófonos a los voceros y pidió a los reporteros que se “agacharan” por la misma razón.

Es la segunda agresión contra la prensa registrada en Barquisimeto esta semana. El jueves 12 de abril, en la dirección del Hospital Central, la periodista de esa institución trató de impedir a Promar Televisión y El Diario de Lara que grabaran la protesta de médicos que llegó hasta el lugar para solicitar una reunión con la directora, María García Lara; quien improvisó con su equipo una cadena humana para frenar el paso de más de 100 médicos.

En el lugar se produjo un altercado y García Lara se cayó al suelo luego de un tropiezo.

Como lo ha reseñado el medio digital El Pitazo, este tipo de prohibiciones a la prensa viola la Constitución de la República; específicamente en los artículos 51, 132, 141 y 143. Según la ONG Transparencia Venezuela, en la Carta Magna se garantiza el derecho de acceso a la información pública a todos los ciudadanos, incluyendo a los periodistas que enfrentan limitaciones a la hora de cubrir pautas en organismos gubernamentales.

Fuente EP Mundo El Pitazo
Cargando...
Cargando...