Saltar al contenido
11
Oct

Vea el daño que le hace una fuerte borrachera al cerebro

Actualizado: 11/10/2018 19:15

La pérdida de memoria se produce cuando el cerebro no graba los recuerdos de eventos que suceden mientras se está bebiendo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAA), esto sucede porque el alcohol afecta el funcionamiento de los circuitos en una de las zonas del cerebro que se encargan de consolidar las memorias del día a día, el hipocampo.

Es importante distinguir entre dos tipos de amnesia.

Lo más habitual es que, al día siguiente de beber de más, se te haya olvidado algún detalle, como quiénes estaban en tu grupo o quién dijo qué. Esta es la amnesia fragmentaria, que afecta a periodos concretos y cortos de tiempo. La gente que experimenta amnesias fragmentarias generalmente puede recordar lo sucedido una vez lo intenta.

El apagón total o en bloque, sin embargo, dura un largo periodo de tiempo y no hay forma de recuperar esta información porque el cerebro no ha llegado a almacenarla.

Los apagones son sorprendentemente comunes, en particular entre los bebedores jóvenes, según la NIAA.

El Harvard College Alcohol Study, una investigación que se realizó en varias ocasiones a lo largo de los años 90, muestra que uno de cada cuatro estudiantes (hombres y mujeres) experimentaron cada año un periodo de amnesia, un episodio que se define como no ser capaz de recordar lugares a los que fueron o lo que hicieron mientras estaban bebiendo.

Estudios más modestos como el elaborado por la Universidad de Duke muestra que uno de cada 10 estudiantes de universidad experimentaron al menos uno de estos episodios en las dos semanas anteriores a ser entrevistados.

La NIAA advierte que las personas ebrias pueden optar por participar en actividades de riesgo que evitarían cuando están sobrios, ya que su capacidad de decisión se ve alterada.

Estos comportamientos van desde conducir un auto cuando se han tomado copas de más a pelearse o agredir sexualmente a otra persona. Al margen de las pérdidas de memoria, los apagones constantes pueden indicar que existe un problema con la bebida, algo que tiene repercusiones graves y directas en la salud.

Por cierto que no hay que confundir esta amnesia temporal con la pérdida de conciencia.

En el primer caso, la persona está despierta y activa (aunque su comportamiento se vea más o menos afectado) pero será incapaz de crear recuerdos de los eventos que está viviendo. En el segundo caso, la persona se queda dormida o inconsciente a causa de un consumo excesivo de alcohol.