Vea la ayuda que piden para la viuda embarazada del venezolano muerto en USA

La campaña en Instagram “un corazón para Eumer” anunció que tras la muerte de su beneficiario se siguen necesitando fondos para cubrir las cuentas hospitalarias y apoyar a su viuda, embarazada de ocho meses de una niña.

Eumer Ferrer, un refugiado venezolano de 44 años que requería con urgencia un trasplante de corazón, falleció el domingo luego que el hospital Saint Francis en Tennessee le negara la entrada por no tener documentos de residencia en Estados Unidos, según denunció su viuda Jennifer Rodríguez.

Según la campaña, se necesita dinero para cubrir “los gastos que se han incurrido a la fecha, las DEUDAS SON INCALCULABLES”. En GoFundMe la meta es $500 mil dólares, pues a Ferrer le practicaron este año dos operaciones tras sufrir un infarto y un posterior accidente cerebro vascular.

Además de las cuentas hospitalarias, Rodríguez está sin hogar y con embarazo de alto riesgo.

La pareja llegó procedente de Venezuela a Estados Unidos hace exactamente un año, el 7 de mayo de 2017, buscando un estatus de asilo ante la crisis política y económica que vive su país, lo que ha generado millones de refugiados, la mayor oleada en la historia de América.

Pero el pasado 22 de febrero Ferrer sufrió un ataque al corazón luego de trabajar una larga noche. “Debido a esto, se realizó una cirugía de cataterismo. Y como consecuencia de ese ataque cardíaco, el corazón le quedó trabajando 20% de su capacidad y dejándolo en cuidados intensivos por 8 días”.

Tras ser dado de alta con una serie de instrucciones, medicinas y un desfibrilador externo, Ferrer sufrió un ataque cerebrovascular (ACV) el 3 de abril, causado por un coágulo de sangre. Sobrevivió a otra cirugía intensa, pero su función cardíaca quedó reducida a sólo 10%.

El 20 de abril la pareja acudió a las oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) en Nueva Orleans, para que se le agilizara la entrevista porque hasta no recibirla no tendría acceso a ningún tipo de seguro de salud pública, lo que hacía imposible un trasplante de corazón. En respuesta, la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) expresó que no podían acomodar este tipo de proceso.

“Baptist East Memorial Hospital está equipado y es capaz de darle un nuevo corazón, pero su estado migratorio pendiente está llevando un tiempo que él no tiene”, señalaban en la descripción de la solicitud de ayuda.

Fuente EP Mundo El Diario NY
Cargando...
Cargando...