Saltar al contenido

Venganza sangrienta tras romperse una relación homosexual

Tras una pelea de pareja, en la que rompieron, Ángelo Vacaro (23 años) y Eduardo Túa (30 años) terminaron en una situación violenta la madrugada de este miércoles, que resultó en la detención de uno de ellos.

Discutieron toda la tarde. El fin de de la relación se hizo por teléfono, por iniciativa de Túa, gesto que molestó a Vacaro. Este le pidió a su ex pareja verse de nuevo y la cita se pautó en casa del hombre de 30 años, relataron fuentes policiales al diario La Prensa de Lara.

Cuando Eduardo Túa abrió la puerta de su hogar no esperaba encontrarse con que su ex pareja portaba un cuchillo. En ese instante comenzó el forcejeo, el atacado recibió cuchilladas en la espalda, el cuello, el pómulo izquierdo y los brazos. El agresor escapó de la escena.

Eran las 2:00 am cuando ocurrió, un familiar llevó a Túa al Hospital del Seguro Pastor Oropeza de Barquisimeto donde lo atendieron. Cuando estaba hospitalizado recuperándose llegó Vacaro, quien se mostró evasivo con los familiares. En ese momento estos interrogaron a Eduardo sobre la actitud del muchacho y confesó todo sobre el ataque.

Allegados llamaron a la Policía Nacional Bolivariana que procedió con la detención del joven de 23 años, que podría ser imputado por el delito de lesiones personales graves.