Saltar al contenido
9
Sep

Abogados del Chapo Guzmán sueltan una noticia de espanto

Actualizado: 09/09/2019 10:59

El mundo mira con asombro la noticia del acelerado deterioro de la salud del Chapo Guzmán en prisión. De acuerdo con su abogada, Mariel Colón, el ex líder del Cártel de Sinaloa está visiblemente más flaco, débil y está viendo borroso.

Colón reveló los detalles en una entrevista con la cadena Univisión. Explicó que la rutina diaria del mexicano es pasar 23 horas en su celda y después salir una hora a una jaula en la que toma sol y aire fresco.

Detalles de la salud el Chapo Guzmán

Todo parece indicar que el Chapo está sufriendo intensamente su aislamiento dentro de la prisión federal ADX Florence ubicada en Colorado, Estados Unidos.

«En un mes y medio empeoró bastante su vista, no es que esté ciego, pero ve borroso. No puede leer. Necesita lentes (…) No había podido atenderse porque no habla inglés y no pudo pedir un oculista hasta que yo fui. Puede estar quizás relacionado con el impacto que tiene el aislamiento cotidiano en los presos. El estar en una celda 23 horas al día, sin ver la luz del sol, eso te afecta muchísimo la vista. Porque los presos que están así no pueden usar la vista de larga distancia pues siempre están en un ‘cubo’ y eso les afecta «, expresó Colón.

Abogados confirmaron que el Chapo está amarrado en su celda.

Los problemas de comunicación del Chapo

La abogada señaló a Univisión que además, «El Chapo» de 62 años de edad, tiene problemas para poder comunicarse, debido a que en la prisión en la que se encuentra «La Alcatraz de las Rocosas» nadie habla español.

«Se pasa todo el tiempo en aislamiento, nadie habla español, los guardias no hablan español así que se le dificultan muchas cosas» informó Colón. Una de las anécdotas que compartió fue que el capo pidió que le rebajaran el cabello, él dijo «cut», pero entendieron que quería ser rapado, por lo que obtuvo algo que no quería, dijo la abogada defensora.

Mariel Colón expresó que las condiciones impuestas al que fuera el narcotraficante más buscado del mundo son «mucho más duras» a las que tenía en la prisión de Manhattan, en Nueva York. Hay que recordar que ahí permaneció desde enero de 2017 luego de haber sido extraditado desde México.

Prisión Florence es de alta seguridad y vigila de cerca al Chapo.

Aunque señalaron que desde que llegó a la prisión de Colorado recibió en dos ocasiones llamadas de su madre. Colón y Marc Fernich, otro de sus representantes legales, también se encontraron con él. Desde entonces nadie más lo visitó, ni siquiera sus gemelas de 7 años, las únicas que fueron autorizadas para verlo.

¿Miedo a que se fugue?

Una de las demandas de la defensa es que se le asignen a su cliente guardias que hablen español y que lo puedan trasladar a una sección de la prisión en la que tenga menos restricciones.

«El Chapo» es vigilado las 24 horas. Además duerme en una cama hecha de losa de acero y un colchón delgado, tiene un escritorio de metal, un inodoro y lavabo del mismo material. Así como una pequeña televisión con la emisión de programas educativos y religiosos.

Por una pequeña rendija le pasan los alimentos y debe beber el agua del grifo, por regla de la penitenciaría, algo que a él le desagrada. En días pasados, otro de sus abogados, Marc Fernich, aseguró al Diario de Nueva York que Joaquín «El Chapo» Guzmán se encontraba muy triste.

El Chapo recibió un terrible corte de cabello el prisión.

«Estaba triste, completamente diferente en su comportamiento, hasta de sus ojos. Incluso su cabello, le afeitaron la cabeza. No importa si fue condenado por los crímenes más atroces o crímenes horribles, no creo que nadie merezca ser tratado de esa manera», aseguró Fernich

De acuerdo con su defensa legal, Guzmán Loera «no se está adaptando a la vida en la prisión Supermax». Esto a pesar de que tiene permitido tener tiempo para hacer ejercicio al aire libre en una zona restringida, sin embargo las visitas son cada vez más estrictas.

Los abogados de «El Chapo» trabajan en un recurso de apelación, a petición del mismo capo. El pasado 17 de julio, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera fue condenado a cadena perpetua más 30 años de prisión. Esto tras ser culpado de 10 delitos de narcotráfico, lavado de dinero y posesión de armas de fuego.

Fuente: Infobae