Saltar al contenido
5
Jun

Alberto Ravell pagará la multa con una condición que no le gustará a Cabello

Después de la resolución dictada por el Tribunal Supremo de Justicia, Alberto Ravell le lanzó un reto a Diosdado Cabello.

Durante una entrevista, Alberto Ravell, afirmó que pagará la indemnización siempre y cuando se cumpla la siguiente condición:

“La única forma de que pudiera pagarle a Diosdado Cabello cinco millones de dólares es que hagamos una reunión en la oficina de la DEA en Miami”.

Lo que le dijo Alberto Ravell a Diosdado Cabello

Ravell agregó que esta sentencia del TSJ es consecuencia de la presunta ‘megaconspiración’ contra Nicolás Maduro que orquestaron varios líderes chavistas, entre ellos Maikel Moreno.

Leer más: Alberto Ravell barre el piso con Diosdado Cabello

“Maikel Moreno se está lavando la cara después de participar en contra de su jefe máximo que es Nicolás Maduro”, apuntó Ravell.

De hecho, al poco de que vincularan a Moreno con la conspiración contra Maduro, el TSJ se lanzó contra siete diputados de la Asamblea Nacional. Uno de ellos, su vicepresidente, Edgar Zambrano, quien se encuentra preso.

Una indemnización imposible de pagar

Así Moreno le muestra lealtad a Maduro. Lealtad también expresada a través de la sentencia contra La Patilla, considerada “ultra petita” por la fuente consultada en este caso. Ultra petita porque la indemnización “va más allá de lo exigido por Cabello, lo cual puede ser hasta ilegal”.

Los cinco millones que pide el TSJ de indemnización son tan exagerados que “no ponen a La Patilla en ningún aprieto”. La fuente lo dice porque el medio de Ravell no genera tantos ingresos ni dispone de activos tan valiosos como para pagar un monto así.

La fuente agrega que, si el TSJ estuviera demandando a La Patilla por 100.000 dólares, aparte de ser un monto más coherente, pondría en dificultades reales a Ravell porque se vería obligado a pagarlo.

Sobre la sentencia del TSJ contra La Patilla también destacan las masivas muestras de apoyo expresadas en redes sociales, y, en consecuencia, las denuncias contra la falta de libertad periodística y de expresión en Venezuela.

Fuente: Al Navio