Saltar al contenido
aumento de la gasolina en Ecuador
4
Oct

¡Alerta! Aumento del precio de la gasolina desata el infierno

Cuando se aplican medidas gubernamentales que afectan el bolsillo de los ciudadanos se pueden despertar movimientos de calle brutales. Esto fue lo que ocurrió tras el aumento del precio de la gasolina en Ecuador. Debido a esto el pasado jueves 3 de octubre el presidente Lenín Moreno tuvo que decretar un «estado de excepción».

«Con el fin de precautelar la seguridad ciudadana y evitar el caos, he dispuesto el estado de excepción a nivel nacional», dijo el mandatario a la prensa tras liderar una reunión de gabinete.

El polémico aumento de la gasolina en Ecuador

Sectores del transporte como el de pasajeros paralizaron el pasado jueves sus actividades en Ecuador en rechazo a alzas de hasta 123% de los precios de los combustibles, cuyos millonarios subsidios fueron eliminados por el gobierno en función de un acuerdo con el FMI.

«Hoy el Ecuador está viendo cómo un grupo particular defiende sus intereses y paraliza el país», lamentó el ministro de Economía, Richard Martínez, añadiendo que «lo que estamos haciendo es sincerar los precios, retirar un subsidio, un regalo que estaba haciendo el Estado».

La cotización del galón americano de diésel pasó el jueves de 1,03 dólares a 2,30 dólares y la de gasolina corriente, de 1,85 a 2,40 dólares.

La falta de autobuses y taxis en Quito pudo ser verificada por la AFP en un recorrido del jueves por la mañana. En el sur de la ciudad había bloqueo de vías con llantas encendidas. «Mientras no se dé marcha atrás en las alzas de los combustibles, nosotros no dejaremos de protestar», dijo Carlos Guzmán, dirigente de una cooperativa de taxis que se manifestaba en La Marín, en el centro viejo de la capital.

Protesta contra el aumento del combustible

Organizaciones de indígenas y sindicales también prevén protestar contra los aumentos de los combustibles que hasta el miércoles eran los más baratos y más utilizados en Ecuador, que afronta problemas económicos.

Los precios quedaron sujetos a los del mercado una vez que el presidente Lenín Moreno eliminara el martes los subsidios para esos combustibles, que demandaban unos 1.300 millones de dólares al año. Hace un año ya liberó el de la gasolina premium, que ahora cuesta 3,15 dólares el galón.

El gobierno también aumentará en 15 dólares bonos económicos mensuales que entrega a más de un millón de personas en situación de vulnerabilidad (de 50 a 150 dólares).

La medida es parte de reformas tributarias y laborales que el gobierno impulsa en función del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de marzo para conseguir créditos por 4.209 millones de dólares en medio de serios problemas financieros.

Frente al Banco Central, en el centro de Quito, unas 300 personas, entre ellas estudiantes y opositores, rechazaron el miércoles sin incidentes la serie de reformas, con las que el gobierno aspira recaudar 2.273 millones de dólares al año. Los manifestantes calificaron de «paquetazo» a los reajustes y con pancartas reclamaron la salida del poder de Moreno por «traidor».

Otros organismos multilaterales también entregarán 6.070 millones de dólares en préstamos a la administración de Moreno, que se inició en mayo de 2017 y que por falta de liquidez ha emitido bonos de deuda por más de 10.000 millones de dólares. La deuda externa de Ecuador se ubicó en 39.491 millones de dólares (36,2% del PIB) en julio, creciendo en casi 47% en el actual gobierno. La economía nacional está dolarizada y depende del petróleo.

Fuente: Panorama