Saltar al contenido
12
Abr

Aparecen humanos «diferentes» en Filipinas (Fotos)

Actualizado: 12/04/2019 12:19

Los descubrimientos científicos dejan con la boca abierta al mundo. En medio del interminable dilema de la evolución humana y el creacionismo, aparecen indicios de una nueva especie humana en Filipinas.

De acuerdo con el reporte de la revista Nature, los restos tienen características morfológicas singulares, que vivía en la isla de Luzón, en el país asiático, a finales del periodo Pleistoceno, hace más de 50.000 años.

Detalles de la nueva especie humana

El análisis de 13 restos fósiles hallados en la cueva de Callao, llevaron a los científicos a considerar que se trataba de una nueva especie, que llamaron Homo luzonensis. Se trataron de dientes, falanges de pie y de mano, fragmentos de fémur.

Dientes de una especie de humanos de hace 50 mil años.

Presenta a la vez «elementos o caracteres muy primitivos parecidos a los de los Australopithecus y otros, modernos, cercanos a los del Homo sapiens», señala Florent Détroit, paleoantropólogo del museo del Hombre en París y principal autor del estudio.

Este especie «era probablemente pequeña, a juzgar por el tamaño de sus dientes» aunque «no es un argumento suficiente», indica el investigador.

Descubrimientos de la evolución humana

Según el equipo investigador, los nuevos especímenes presentaban características como llamativos premolares, visiblemente diferentes de los encontrados en otros homínidos, como el Homo Floresiensis, otro homínido de las islas del sureste asiático.

Investigadores encontraron dentro de una cueva en Filipinas restos de la especie humana prima del Homo sapiens.

El Homo luzonensis, que no es un ancestro directo del hombre moderno, sería una especie vecina, contemporánea del Homo sapiens, pero con cierto número de características primitivas. Dos de los fósiles descubiertos fueron analizados con el método de datación por series de uranio y son de hace 50.000 años y 67.000 años respectivamente.

La presencia de otras especies de homínido anteriormente desconocidas en esa región pone de manifiesto la importancia de la isla del sureste asiático en la evolución del Homo.

Fuente: El Comercio