Saltar al contenido
hechizo para amarrar a tu pareja
16
Abr

Aplica el hechizo para amarrar al amor de tu vida para siempre

Cuando el amor que sientes es grande pero presientes que tu enamorado no vive la relación de la misma manera, es momento de aplicar el efectivo hechizo para amarrar a tu pareja. Este ritual es especial porque emplea un anillo que tiene un poder importante.

Utilizar un anillo es poderoso, es un símbolo enigmático con un sin fin de significados en el amor, representa la energía que fluye y que es infinita. Si tu quieres atar al ser amado a tu vida este hechizo te puede ayudar.

Hechizo para amarrar a tu pareja

Ten presente que el anillo sólo puede ser realizado a las 12 de la noche para que tenga efecto. Además la prenda debe ser tuya para que esa misma energía también la utilices para atraer al ser amado. Necesitarás:

  • Un espejo
  • Un vaso con agua
  • Una vela blanca
  • Un anillo de plata, acero o de oro
  • Cerillos de madera para encender la vela.

Lo primero que debes hacer es encender la vela frente al espejo, el vaso o la copa debe tener agua hasta la mitad. Luego que esté reflejado en el espejo, coloca el anillo en alguno de tus dedos y luego deja las palmas de las manos sobre la copa. Quédate un rato trabajando con tus propias energías.

Debes usar un anillo personal para que el hechizo tenga efecto.

Posteriormente te quitas el anillo y lo sumerges solo hasta la mitad en la copa o vaso con agua y repite muchas veces el nombre de la persona.

En este punto sacas el anillo y lo pasas por la llama de la vela mientras mencionas el nombre de la persona con mucha fe y convicción en el amor que le tienes. Para terminar mete el anillo por completo en el agua y lo dejas 5 minutos.

Al final debes retira la sortija, apagas la vela con la misma agua del vaso o copa. El anillo tiene que estar de ahora en adelante debajo de tu almohada. Al día siguiente lo usarás en tu dedo, y esperarás que las el amor de tu pareja crezca hasta lograr amarrarlo. En menos de 7 días los resultados se verán.

Fuente: En Pareja