Saltar al contenido
10
Feb

Aplica estos trucos para empezar la semana sin tropiezos

Empezar la semana con un buen pie puede ser complicado para más de uno, sobretodo cuando se viene de unos hermosos días de descanso. Y es que los lunes significan, la vuelta a la rutina, las responsabilidades, el estrés, los conflictos y la supervivencia.

Algunos desde el domingo en la tarde se van preparando psicológicamente para cuando empieza esa sensación de pesadez y desdicha a la espera de un futuro irremediable. Por eso, si eres de los que odian los lunes, es momento de que cambies la actitud y coseches semanas llenas de éxito desde hoy, después de todo tendrás que afrontar unos 52 lunes al año.

Establece un ritual

Levántate temprano y dale la bienvenida a la nueva semana. En voz alta, expresa cuan agradecido estas por este día. Incluye estiramiento, meditación o ejercicio como parte de tu ritual.

Saborea tu primer bocado

Disfruta el primer alimento que ingresa a tu cuerpo. Siente las texturas, los sabores, olores; mastica lentamente.

Expresa tu amor

Este es quizás uno de los trucos más importante. Dile a tú pareja, hijos, familiares o amigos cuanto los amas. El amor es uno de los sentimientos más revitalizantes para las personas, tanto para el que lo ofrece como el que lo recibe.

Apaga la televisión

¿Cuántas horas se pierden en frente del televisor? Si se te hace muy difícil, desenchufa el aparato o desconecta la señal.

Piensa en positivo

Evita los pensamientos negativos. Aprende a percibir cuando tu mente se llena de críticas, dudas, quejas y las muchas otras razones que puedes encontrar para ser pesimista. Detén tu mente, apenas tengas estos pensamientos que no colaboran con tu estado de ánimo; remplázalos con ideas y soluciones.

Empezar la semana con buena actitud es la clave.

Relájate

En la actualidad, la vida transcurre a un ritmo frenético. Esto nos envuelve en un espiral poco saludable, que no nos permite vivir plenamente. Actúa pausadamente, disminuye la velocidad al manejar, camina con calma, tomate tú tiempo para cada cosa.

Ríete

La risa es una de las mejores medicinas. Aprende a sonreír ante cada situación, ríete hasta llorar, hasta que la cara te duela, hasta que no puedas más.

Aprende algo nuevo

Pregúntate: ¿Qué quiero aprender hoy? Luego, busca las respuestas. Pregunta a otras personas, conversa, comparte.

Siente

Disfruta de los rayos del sol, las gotas de lluvia, la brisa. No te sientes todo el día en frente de la computadora, haciendo llamadas en el teléfono o revisando papeles. Tómate un descanso y sal afuera de la oficina.

Disfruta el ahora

En vez de pensar en todo lo que tienes que hacer o lo que te ha pasado, enfócate en el momento. Agradece lo que tienes a tu alrededor, sin preocuparte, arrepentirte o culparte. Cierra los ojos, respira lentamente y agradece por poder vivir un día más. No lo desaproveches.

Fuente: Inspirulina