Saltar al contenido
31
Jul

¡Aterrorizada! Haya de Jordania apareció tras escapar del emir de Dubái

Actualizado: 31/07/2019 11:29

Ya se conoce como uno de los divorcios más polémicos y empezó el pasado martes 30 de julio. Lo más impresionante es que las fotos de la princesa Haya en Londres llegando al juicio, contra su aún esposo el Emir de Dubái, revelaron que está aterrorizada.

El emir de Dubái y la princesa Haya se enfrentan en un proceso en el que se dirime la custodia de sus dos hijos, las condiciones de sus separación y el reparto de un ingente patrimonio. Todo ello con repercusiones políticas que implican a los Emiratos Árabes, a Jordania y al Reino Unido.

Las fotos de la princesa Haya en Londres

En un movimiento inusual, el jeque Mohamed bin Rashid Al Maktum de Dubái y la princesa Haya de Jordania emitieron hace una semana una declaración conjunta sobre su proceso de divorcio. La pareja se decidió a hablar después de un mes de noticias sobre su separación y confirmó que su próxima disputa legal trata únicamente acerca del bienestar de sus hijos.

Haya se convirtió en la sexta esposa de Al Maktum en 2004 y es madre de dos de sus hijos: Jalila, de 11 años, y Zayed, de siete. En total, el jeque tiene 23 hijos de sus diferentes esposas.

No hay constancia de que el matrimonio se haya visto hoy las caras. A la puertas del juzgado solo se ha podido ver a la princesa acompañada de su abogada, en la que es su primera aparición pública desde que escapó de Dubái a principios de mes.

El divorcio del Emir de Dubái y Haya de Jordania

A su todavía esposo, de 70, no se le vio en los tribunales. El jeque intentó que los medios de comunicación tuvieran acceso a la sala donde se celebraba el juicio y se dio a conocer que pretende que el proceso se traslade a Dubái. Medida que pondría en desventaja a Haya y sus abogados no lo permitirán.

Haya, de 45 años, llegó a los juzgados con un sencillo vestido blanco y el pelo suelto, agarrando una másbaha (una especie de rosario islámico o ristra de cuentas para recitar los distintos nombres de Alá) entre las manos.

La huida de Haya se produjo nueve meses después de la huida de la princesa Latifa Bint Mohamed, una de las hijas del emir de Dubái, el pasado marzo. La mujer tenía entonces 33 años y denunció en un vídeo que se escapaba de su casa y de su país porque no tenía libertad para moverse.

Además confesó que tanto ella, como alguna de sus hermanas, habían sido víctimas de malos tratos. Su barco fue interceptado cuando se hallaba en aguas internacionales, cerca de India, y Latifa fue devuelta a su domicilio.

Fuente: El País