Saltar al contenido
11
Ene

¡Ay, Nicolás! La promesa que hizo EEUU contra Maduro

Actualizado: 11/01/2019 19:42

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, calificó como una «farsa» el acto de investidura del presidente de la República, Nicolás Maduro, al tiempo que lo calificó como un «dictador».

«La investidura del dictador Maduro es una farsa. Estados Unidos no reconoce los resultados ilegítimos de una elección que fue robada. Vamos a seguir estando junto al pueblo de Venezuela y en contra del régimen corrupto de Maduro hasta que la democracia y la libertad prevalezcan en Venezuela», tuiteó Pence.

La Casa Blanca seguirá «aumentando la presión» sobre el gobierno de Maduro, según escribió el consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, también en su cuenta en Twitter. Aseguró que su país «no reconocerá la toma de posesión ilegítima» y al igual que Pence, lo tildó de dictador y corrupto.

De igual forma, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, instó al pueblo venezolano a no colaborar con Maduro, apoyando a la Asamblea Nacional,

El Departamento de Estado informó que Pompeo llamó a Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional, y que «ambos reafirmaron su deseo de colaborar estrechamente».

Apoyo a la AN

«El secretario reafirmó el compromiso de Estados Unidos con la Asamblea Nacional, la única institución legítima y la última elegida democráticamente en Venezuela, y con el restablecimiento de la democracia (en el país)», dijo en una declaración el portavoz de la diplomacia estadounidense, Robert Palladino.

«Instamos a quienes apoyan este régimen, desde los trabajadores que reciben diariamente los subsidios alimenticios hasta las fuerzas de seguridad de Venezuela que han jurado su apoyo a la Constitución, que dejen de permitir la represión y la corrupción, y que trabajen con la Asamblea Nacional y su líder Juan Guaidó, de acuerdo con su Constitución para un regreso pacífico a la democracia», dijo Pompeo en otro comunicado.

Maduro comenzó este jueves un segundo mandato de seis años tras las elecciones del 20 de mayo, unos comicios boicoteados por la oposición y denunciados como un «fraude».

La Unión Europea tampoco reconoce este mandato y la semana pasada los cancilleres del Grupo de Lima hicieron un llamado a Maduro a no asumir este segundo periodo, una declaración de la cual se restó México.

Esta semana Washington ya anunció nuevas sanciones financieras contra personalidades y empresas en Venezuela.

En Washington, la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó este jueves una resolución para declarar «la ilegitimidad del nuevo periodo de Nicolás Maduro que se inició el 10 de enero».

Fuente: AFP