Saltar al contenido
14
Feb

¡Ay papá! Tarantino, Scorsese y muchos otros dejan en mal a los Oscars

Tras el anuncio de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood de hacer unos recortes durante la transmisión de la próxima gala de los Premios Oscars, muchas personalidades de la industria del cine hollywoodense han expresado su enojo ante tal decisión.

Más de cuarenta cineastas y directores de fotografía de primera línea, entre los que se encuentran figuras como Quentin Tarantino , Martin Scorsese , Damien Chazelle y Spike Lee han rechazado la decisión de los organizadores de entregar cuatro estatuillas durante la publicidad. A través de una carta abierta dirigida al presidente de la institución, John Bailey, califican la decisión como «insulto a la profesión», según dio a conocer el medio estadounidense The Hollywood Reporter.

Los referentes del séptimo arte, que suscriben el comunicado dirigido a la Academia, han instado a revocar la exclusión de la transmisión de la entrega de los premios de las cuatro categorías afectadas-fotografía, edición, cortometraje de ficción y montaje y maquillaje- durante los cortes publicitarios de la gala.

La carta afirma que la institución está «sacrificando la integridad de su misión original» al disminuir el prestigio de los afectados por esta medida. «Cuando el reconocimiento de los responsables de la creación de un cine sobresaliente se ve reducido por la misma institución, cuyo propósito es protegerlo, dejamos de defender el espíritu de la Academia de celebrar el cine como una forma de arte colaborativo», critica la carta.

«La Academia fue fundada en 1927 para reconocer y defender la excelencia del arte cinematográfico, inspirar a la imaginación y ayudar a conectar el mundo con el medio universal de las películas», continúa el texto. «Por desgracia, nos hemos alejado de nuestra misión al perseguir el entretenimiento en vez de ensalzar la celebración de nuestra forma de arte y a la gente que está detrás de ella», agrega.

Para los firmantes, la relegación de estos oficios cinematográficos esenciales a un estatus menor «no es más que un insulto para aquellos que hemos dedicado nuestra vida y pasión a nuestra profesión elegida».

Ante esta ofensiva, la Academia ha salido en su defensa con un comunicado. En él, la organización asegura que no pretende restar protagonismo a las cuatro categorías afectadas e informa que sólo se cortará el tiempo dedicado a caminar hacia el escenario y fuera de él. Además, sus discursos sí serán retransmitidos.

La crítica a esta iniciativa, que pretende acortar a tres horas la duración de la gala, llega después de la indignación desatada en redes sociales. Directores como Guillermo Del Toro y el propio Alfonso Cuarón, afectado directamente por esta medida al ser el máximo responsable de la fotografía en su film, Roma, mostraron su malestar en Twitter.

«En la historia del cine, existen obras maestras sin sonido, sin color, sin historia, sin actores o sin música. No hay una sola película que haya existido sin fotografía y sin montaje», criticó Cuarón en su posteo en inglés, que emplea un juego de palabras con Cinema y Cinematography.

Fuente: La Nación