Saltar al contenido
posesión de armas de fuego en Brasil
7
Feb

Bolsonaro empieza a trabajar en insólitas condiciones

Actualizado: 07/02/2019 17:21

El impacto llega para los seguidores del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. De acuerdo con fuentes oficiales, el mandatario fue hospitalizado hace 10 días tras una cirugía para retirar una colostomía y, continúa estable y tiene prohibidas las visitas, sigue de cerca los trabajos del Gobierno.

De acuerdo con el más reciente boletín médico divulgado el pasado 6 de febrero por el Hospital Albert Einstein de Sao Paulo, el líder ultraderechista permanece internado en la unidad de cuidados semiintesivos y «evoluciona con cuadro clínico estable, sin dolor, ni fiebre y con mejoras en los exámenes de laboratorio e imagen».

Según explicó el portavoz del Gobierno, Otavio do Rego Barros, eso significa que el presidente «entró a segunda» -refiriéndose a los cambios de conducción- y pronto podrá conducir «a velocidad de crucero».

El vocero dijo que el presidente continúa con una sonda gasogástrica, recibe líquidos por vía oral y realizó ejercicios de fortalecimiento muscular. En este sentido, Rego Barros indicó que este miércoles el mandatario pudo salir del cuarto donde permanece recluido y caminar por los pasillos aledaños.

Momento en el que Bolsonaro fue apuñalado en 2018.

La enfermedad Bolsonaro

Aunque Bolsonaro continúa con visitas restringidas y sin gestionar asuntos oficiales desde el hospital en el que se encuentra recluido, sigue de cerca las acciones del Gobierno y se manifiesta, como es su costumbre, a través de las redes sociales.

«¡Cada día mejor! Hoy ya caminé, hice actividades respiratorias, exámenes positivos y funciones fisiológicas en plena evolución. Continuamos desde el hospital despachando como mostré ayer en una foto y utilizando las redes sociales como divulgación de informaciones de nuestro equipo», señaló Bolsonaro en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El portavoz del Gobierno reiteró que no se puede dar una fecha exacta de alta para el mandatario brasileño pero aseguró que «saldrá del hospital cuando esté completamente sano».

El último día 28, Bolsonaro volvió por tercera vez en menos de cuatro meses al quirófano, esta vez para la retirada de la bolsa de colostomía que portaba desde septiembre, cuando fue apuñalado en plena campaña electoral.

Fuente: MSN