Saltar al contenido
amante del Rey Juan Carlos
15
Abr

¡Bombazo! El temor de la supuesta amante del Rey Juan Carlos

La supuesta amante del Rey Juan Carlos, tiene miedo por las amenazas de Sanz Roldán, ratifica la versión del comisario en relación a las amenazas y pide declarar por videoconferencia al sentir que su seguridad no está garantizada si viaja a España.

Lea más: Delgado se defiende con uñas y dientes de los audios filtrados

Ahora, el comisario abunda en el contenido de escrito que ha presentado su abogado en los juzgados de Plaza de Castilla para destacar que las palabras de la supuesta amante del Rey Juan Carlos ponen de manifiesto «varias cuestiones absolutamente trascendentes», como que Sanz Roldán «amenazó de manera explícita» a la entonces princesa y ella tiene «material de apoyo documental» que «milagrosamente conserva» y que así lo «acredita».

El temor de la supuesta amante del Rey Juan Carlos

Insiste además en el origen de sus problemas con el general, el supuesto en cargo que él le habría hecho de acercarse a Larssen para «recuperar documentos, correspondencia personal y otros materiales» que a juicio de Villarejo, «no sólo evidencian la ‘relación entrañable’ entre la princesa Corinna y Juan Carlos I sino que, como ella misma reconoce, abordan otros aspectos».

«Se trata de informes políticos e información relativa a negociaciones financieras empresariales relativas a su persona y otros miembros de la Casa Real. Y como ya dije, el archivo ‘Jano’ en el que se encuentran los vicios y virtudes de las personalidades más relevantes de nuestro país incluida una carpeta denominada ‘control de togas’ referida a los jueces y fiscales, que intenté recuperar sin éxito», expone.

Denuncia filtraciones a los medios

«¿De verdad nadie comprende la relevancia de esos ‘documentos que prueban asuntos personales y privados, correspondencia oficial, informes políticos confidenciales y transacciones financieras y comerciales’ que afectan a la Familia Real contenidas en 8 cajas negras y 16 cajas fuertes como yo he señalado?», añade sobre este asunto.

También afirma que Sanz Roldán manejaba «a los medios de comunicación haciendo incluso filtraciones» y se refiere en concreto al «tristemente célebre viaje a Botsuana de abril de 2012», en el que el Rey emérito se rompió la cadera durante una cacería de elefantes en la que estaba acompañado de Larssen, como se descubrió a raíz del incidente.

Villarejo plantea si es «casual» que «quien filtraba estas informaciones mantuviese extraordinaria sintonía con su superior, con quien despachaba y a la que reportaba, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría» y cuestiona «de dónde salieron las múltiples filtraciones que tanto daño han producido» al este país y al Partido Popular.

«Causa verdadero bochorno que en su oleada de amenazas contra la princesa Corinna, el general Sanz Roldán, en esta línea, la llegase a chantajear, como ella misma manifiesta, usando como herramienta una ‘fuga de datos a la prensa’ con alegaciones falsas sobre y contra su víctima. Por cierto, ¿cuáles son esos medios de comunicación y/o periodistas que el victimario tenía la completa certeza de que recibirían sus filtraciones aireándolas a continuación?», añade.

Fuente: El Español