Saltar al contenido
1
Ene

¡Casi mata a su compañero de cuarto por pura envidia!

Actualizado: 01/01/2019 7:49

El joven de 22 años identificado como Yukai Yang, fue acusado por las autoridades de envenenar lentamente a Juwan Royal, con quien compartían un cuarto en el campus de la Universidad de Lehigh, Pensilvania.

De origen chino y estudiante de química, el joven fue experimentando con su roommate, a quien trataba despectivamente por ser de origen afroamericano.

Yang fue imputado bajo los cargos de intento de homicidio, ofensas e intimidación racial. El estudiante internacional chino fue enfermando casi imperceptiblemente a su compañero de habitación durante un largo período. Lo hacía agregando talio a su enjuague bucal.

Royal comenzó a experimentar mareos, temblores y vómitos. Los análisis clínicos que debió hacerse el estudiante universitario arrojaron resultados positivos respecto al talio, un producto utilizado para envenenar ratas y que ahora está prohibido en los Estados Unidos.

Pero Yang no solo agregaba el producto venenoso al enjuague bucal de su víctima, sino también a las comidas y bebidas que Royal guardaba en la nevera. Lo estaba matando lentamente.

La relación entre ambos estaba quebrada desde hacía tiempo. En febrero pasado una situación violenta tuvo lugar en el mismo apartamento. Fue cuando Royal bebió de una botella de agua y su boca y lengua comenzaron a arder. Desesperado, intentó despertar a Yang para que lo ayudara. Sin embargo, luego descubriría que había sido su compañero de cuarto quien lo había hecho. Llamó a la policía y el incidente quedó registrado.

En marzo, una vez más, sintió síntomas extraños y nuevamente llamó a las autoridades policiales para que hicieran algo al respecto. Solo ingresaban a Yang para averiguaciones. Este les decía que algún extraño había ingresado en sus habitaciones.

Sin embargo, el punto de inflexión llegaría días después. El 29 de marzo Royal sufrió vómitos repentinos y comenzó a temblar. Fue internado de urgencia y los médicos intentaban determinar qué había ocurrido con el joven que había colapsado.

Una semana después, Yang escribió en la cama de su víctima una palabra racial y le exigía irse de allí. La Policía comparó el grafitti con la caligrafía de Yang y comenzó a cerrar el círculo. Fue detenido por odio e intimidación étnica y vandalismo, de acuerdo con el diario Daily Mail.

Fue en ese momento que las sospechas sobre el deterioro de la salud de Royal comenzaron a dirigirse a Yang. Una prueba de sangre fue concluyente para determinar que tenía talio en su sangre.

El estudiante chino confesó. Había sido él quien compró los materiales químicos online y los mezcló con el enjuague bucal y las comidas y refrigerios de su compañero.

Yang fue detenido y trasladado a la Prisión del Condado de Northampton. Si quiere salir en libertad, hasta el día de su juicio deberá pagar una fianza de 200 mil dólares. Fue expulsado de la universidad, y su visa de estudiante, revocada.

Fuente: Infobae