Saltar al contenido
investigación del asesinato de Marlén Ochoa
19
Jun

Caso del asesinato de Marlén Ochoa tiene un inesperado cambio (Detalles)

Actualizado: 19/06/2019 13:27

La investigación del asesinato de Marlén Ochoa arroja un nuevo detalle que podrían cambiar el rumbo de la historia. De acuerdo al Departamento de Salud Pública de Illinois el centro de salud, que atendió al bebé de la latina de 19 años, está libre de culpa.

La noticia fue confirmada al pasado 18 de junio. Las autoridades exoneraron de responsabilidad al hospital Advocate Christ de Chicago por el deceso del niño. Hay que recordar que la criatura fue arrancada del vientre de su madre luego de que la estrangularan.

Detalles de la investigación del asesinato de Marlén Ochoa

Un reporte de la agencia estatal confirmó que el centro asistencial, donde fue llevado el fallecido bebé Yovanny Jadiel Lopez, cumplió con los protocolos correspondientes y no necesita presentar un plan correctivo.

Hijo de Marlen Ochoa estaba en estado grave en Chicago pero finalmente falleció.

Yovanny, muerto el pasado viernes, había sido mantenido vivo en el citado hospital del suburbio de Oak Lawn (Illinois), desde su nacimiento el 23 de abril. En esa fecha fue arrancado del vientre de su madre, lo que causó severos daños cerebrales debido a la falta de oxígeno.

¿Qué pasó con Marlén Ochoa?

Ochoa desapareció el pasado mes de abril cuando se disponía a buscar donaciones de ropa para su bebé que estaba por nacer. Ese mismo día Clarisa Figueroa llamó a los servicios de emergencia. Dijo que acababa de dar a luz en su casa pero que enfrentaba problemas de postparto. Los paramédicos hospitalizaron al bebé porque registraba pocos signos vitales.

Finalmente el pasado miércoles 15 de mayo, la policía encontró un cuerpo en el domicilio de Figueroa. Lo identificaron como el de Marlen Ochoa López, confirmando así que había sido víctima de homicidio y su bebé arrancado de su vientre.

asesinato de Marlen Ochoa
Responsables del asesinato de Marlen Ochoa fueron capturados.

Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree Figueroa, de 24, fueron acusadas de asesinato en primer grado. La pareja de Clarisa Figueroa, Piotr Bobak, de 40 años, fue, por su parte, acusado de encubrir el homicidio

Fuente: El Diario de NY