Saltar al contenido
7
Feb

Chalecos Amarillos logran temible pelea entre Italia y Francia

La pelea campal que iniciaron los manifestantes de los “Chalecos Amarillos” tiene un nuevo efecto en Europa. Ahora Francia decidió llamar a su embajador en Roma, Italia, tras conocer que el primer vicepresidente italiano accedió a una entrevista con los líderes del movimiento.

Luigi di Maio, vicepresidente del Consejo de Ministros de Italia y líder del Movimiento 5 Estrellas, escribió en su cuenta de Twitter sobre “los vientos del cambio que cruzaron los Alpes” tras encontrarse con los activistas del movimiento de los ‘chalecos amarillos’ Cristophe Chalençon e Ingrid Levavasseur.

“Francia ha sido, durante varios meses, el blanco repetido de ataques sin fundamento, y de declaraciones indignantes”, reza el comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores galo.

Golpe a Francia

El comunicado también advierte de que estos ataques no tienen precedentes desde la Segunda Guerra Mundial. “Tener desacuerdos es una cosa, pero manipular la relación [entre ambos países] para fines electorales es otra”, añade.

“Todas estas acciones están creando una situación grave que plantea dudas sobre las intenciones del Gobierno italiano hacia Francia”, concluye. Por su parte, el vicepresidente y ministro del Interior italiano Matteo Salvini ha respondido la decisión francesa expresando su voluntad de reunirse con el presidente Macron y el Gobierno francés para abordar diversas cuestiones de su competencia.

Las protestas de los Chalecos Amarillos provocaron tensión en el gobierno francés.

“No queremos pelearnos con nadie, no nos interesa la polémica: somos prácticos y defendemos los intereses de los italianos”, ha anunciado Salvini.

Italia apoya a los Chalecos Amarillos

A principios de enero, el vicepresidente y ministro del Interior italiano Matteo Salvini mostró su apoyo a las protestas de los ‘chalecos amarillos’ en Francia.

“Apoyo a los ciudadanos honestos que protestan contra un presidente gobernante contrario a su pueblo”, declaró Salvini refiriéndose a Emmanuel Macron. No obstante, condenó cualquier incidente violento.

Por su parte, el vicepresidente del Consejo de Ministros del país y líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, también respaldó a los manifestantes, instándoles a “no debilitarse”.

Fuente: RT