Saltar al contenido
28
Sep

Chiquis Rivera tuvo tremendo problema antes de casarse (Video)

Actualizado: 28/09/2019 11:50

Pasaron los meses y aún se siguen viendo en el programa “The Riveras” sucesos previos a la boda de la hija de Jenni Rivera. Esta vez el público vio la pelea de Chiquis Rivera y su esposo, Lorenzo Méndez, por un delicado motivo de organización.

Hay que recordar que el reality show de Universo está documentando la vida diaria de la intérprete de “Animate y Verás”. Por lo que hasta ahora se vieron situaciones complicadas en el seno de su familia.

La pelea de Chiquis Rivera y su esposo

Las cosas se pusieron tensas en uno de los episodios recientes al hablar de los invitados ya que el asunto estaba fuera de control. Resulta ser que la invitación a la ceremonia fue digital. Debido a esto se hacía muy fácil compartir los detalles del gran día.

Parece ser que Méndez compartió el enlace con sus familiares y ellos invitaron a más allegados. Esto puso a Chiquis un poco tensa ya que el cupo era limitado.

“Para ser sincero, mi mamá también invitó a algunas personas. A todos sus amigos”, le dijo Méndez a Chiquis. “¿Vas a arreglarlo o yo debo hacerlo?” cuestionó Chiquis sumamente agitada.

View this post on Instagram

#ChiquisRivera se molesta con #LorenzoMéndez por la lista de invitados que se sale fuera de control. Chiquis no quiere en su boda a la tía de Nayeli que no conoce.

A post shared by Comentarios De Celebridades (@comentariosdecelebridades) on

Chiquis dice que cada persona invitada a la boda les cuesta $350 dólares. Ahora Lorenzo tendría que desinvitar a gente que pensaba asistir. “Lo siento, no quiero hacerte sentir mal pero es tu culpa”, dijo la famosa.

El momento se agravó cuando Lorenzo recibió una llamada de su hermana que le dice que invitó a 9 o 10 personas, entre ellos sus tíos.

“Lo digo en serio, estoy muy molesta. Vamos a tener que revisar la lista. ¿Por qué querría ver a la tía de Nayeli? No la conozco”, dijo Chiquis alzando la voz. Chiquis se enojó tanto que se salió de su habitación para no discutir más.

Fuente: La Opinión