Saltar al contenido
13
Mar

“Ciclón bomba” trae vientos huracanados y fuertes nevadas en Estados Unidos

Tras haber sido duramente azotados con las fuertes nevadas en enero y febrero, los estados del centro de Estados Unidos se verán afectados con un “ciclón bomba” que provocará vientos huracanados, tormentas eléctricas, fuertes lluvias y nevadas, además de inundaciones aisladas, desde Texas hasta Minnesota por los próximos dos días.

“Se trata de una depresión muy profunda, una borrasca con presiones muy bajas que podrían llegar hasta los 970 hectopascales (hPa)”, explica a La Vanguardia Jeroni Lorente, profesor emérito de Física Aplicada de la UB y especialista en fenómenos meteorológicos extremos.

Los vientos huracanados superarán los 100 kilómetros por hora en la parte central y sur de Estados Unidos. Se trata de una depresión de las asociadas a la ondulación del frente polar, la cual separa las masas de aire frío polar de las más templadas o tropicales.

“En el caso que nos ocupa, el origen de esta manifestación es el contraste entre las masas de aire muy frío que viene del Alto Medio Oeste y Canadá con el cálido procedente del Golfo de México”, apunta Lorente.

También se espera que sean especialmente fuertes las nevadas -en la parte influenciada por los vientos del norte- y las precipitaciones. “Cuanto más alta es la temperatura del aire, más capacidad tiene de contener vapor de agua. Cuando choca con el aire frío, el contraste es tan elevado que deja fuertes lluvias”, indica el experto.

Así se forma en el ciclón bomba en Estados Unidos

El ‘ciclón bomba’ se generará mediante una “ciclogénesis (el proceso a través del cual se forma una depresión) casi explosiva”, indica el profesor emérito de Física Aplicada de la Universitat de Barcelona. “La presión descenderá a un ritmo muy rápido, con una caída de 20 o 25 hPa, que es muy importante, en apenas 24 o 48 horas”, considera.

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS) de Estados Unidos pronostica que esta tormenta de invierno producirá vientos de hasta 120 km/h en las Montañas Rocosas y las Planicies del Sur este miércoles. El jueves, el ‘ciclón bomba’ se desplazará hasta el valle del Misisipi y la región de los Grandes Lagos en una rápida marcha hacia el este.

Se espera hasta medio metro o más de nieve desde Colorado hasta las Dakotas. También habrá grandes contrastes de temperatura, con valores más altos de lo normal en la zona este de la tormenta y mucho más bajos en el lado oeste, como corresponde a estas ondulaciones ciclónicas. Más de 1.000 vuelos han sido ya cancelados previniendo riesgos ante el “ciclón bomba” en Estados Unidos y el NWS recomienda “no viajar” por las zonas afectadas porque es “peligroso”.

Fuente: La Vanguardia