Saltar al contenido
11
May

Cómo influye la alineación de los planetas en tu estado de ánimo

El universo siempre nos habla, la alineación de los planetas tiene una influencia muy importante sobre las personas. En la astrología, dependiendo de sus posiciones con respecto a las casas y a diversos aspectos relacionados con otros planetas, tendrás capacidad de regir tendencias y estados de ánimo. Al conocer la naturaleza de un signo, es posible mezclarla con alguno de estos principios para extraer conclusiones.

Alineación de los planetas: Denominaciones básicas

Alineación de los planetas
La alineación de los planetas tiene una influencia muy importante sobre las personas.

Existen algunas simple reglas que permiten determinar la influencia de los planetas en cada una de las casas zodiacales.

  • Domicilio: para relacionarse con cada signo, cada planeta encuentra en principio este estado natural en el que lo rige y se expresa mejor.
  • Exaltación: en esta fase se fortalece la influencia del signo zodiacal, aunque no sea su domicilio natural. El planeta en este caso es de la misma naturaleza que el regente de este signo.
  • Detrimento o exilio: es el lugar opuesto en el que el planeta se debilita, debido a que el signo no es de una naturaleza que el regente de este signo.
  • Caída: sería lo opuesto al estado de exaltación, y allí también se debilita la influencia del planeta.

Tipos de influencia

La clasificación es fundamental al momento de interpretar de qué manera este juego del universo va amoldando el destino.

  • Luminarias: el Sol y la Luna en la astrología se concibe como planetas. Las luminarias alumbran a la Tierra en el día y la noche, y son los astros que influyen de manera más directa sobre ella.
  • Planetas personales: tienen una rotación que les permite cambiar de signo varias veces al año. Se ven a simple vista en el cielo e influyen en aspecto de la conducta y personalidad, como la comunicación, el afecto y las emociones. Mercurio, Venus y Marte conforman este grupo.
  • Planetas sociales: permanecen al menos un año en cada signo. Júpiter y Saturno responden a esta clasificación. El primero, tiene que ver con las aspiraciones, los ideales, la moral y abundancia. El segundo, con estructuras, límites y leyes.
  • Planetas espirituales: son los superiores. No se observan a simple vista y tienen tránsitos promedios de siete a veinte años. Rigen temas como la intuición, la conexión con el plano espiritual y los procesos de transformación. Urano, Neptuno y Plutón se relacionan con este aspecto.

Recorrido Astral

Existen algunas reglas que permiten determinar la influencia de los planetas en cada una de las casas zodiacales.

Cada astro sigue su camino hasta un día en el que vuelve a la misma posición o lugar que ocupaba en el momento del nacimiento de la persona. El paso se ve en la carta natal, y el movimiento se denomina tránsito. En su recorrido pasan por diferentes signos y forman aspectos con planetas naturales, puntos de la carta astral o incluso transitan por una casa vacía. Se podría sintetizar el tiempo de recorrido de esta manera:

  • Sol: cambia de signo cada 30 días. La Tierra tarda un año en girar a si alrededor, y el movimiento hace que se vea en signos distintos alrededores del día 21 o 23 de cada mes.
  • Luna: tarda 29 en dar la vuelta a la Tierra y cambia de signo cada dos o tres días.
  • Mercurio: da la vuelta al Sol en 88 días y pasa a otro signo cada mes, casi igual que el Sol.
  • Venus: requiere 243 días y permanecen en cada signo por 25 días. Nunca está a más de 48 grados del Sol.
  • Marte: son necesarios 685 días para darle la vuelta al astro rey, y pasa casi dos años alrededor del zodiaco, por lo que permanece mes y medio o dos meses en cada signo.
  • Saturno: requiere de 29 años para completar la rueda zodiacal, dos años y medio por signo, aproximadamente.
  • Urano: son 84 años, unos 7 para recorrer cada signo.
  • Neptuno: tarda unos 165 años en dar la vuelta al zodiaco, y unos 12 para cada signo.
  • Plutón: necesita 250 años, y de 12 a 18 años para pasar por cada signo.

Retrógrado

Mercurio retrógrado 2019
El universo nos habla.

En estos casos, los planetas al no tener su movimiento habitual, no hacen tan evidente su acción. Se muestran menos abiertos y su efecto en la personalidad es de modo interno, indirecto y subconsciente. Algunos de sus efectos más comunes son una tendencia a vivir en el futuro, tener la sensación de haberlo vivido o vivir en el pasado. Sin embargo, es importante diferenciar este aspecto puntual de los planetas de su acción directa, que corresponde al orden perfecto del universo.

Fuente: Ronda