Saltar al contenido
22
Ago

¡Con las manos en la masa! Cura se robaba las limosnas para pagar su cochambre

Actualizado: 22/08/2019 15:37

En horas de la tarde de este miércoles, un sacerdote fue arrestado en Filadelfia, acusado de robar más de $98,000 dólares de su iglesia. El dinero lo usaba para pagar a los hombres que conoció en la aplicación de redes sociales Grindr.

Los detectives del condado de Chester comenzaron a investigar a Joseph McLoone, anteriormente miembro de la Iglesia Católica St. Joseph en Downingtown, Pensilvania, hace más de un año después de que fueron alertados de actividades sospechosas.

Se alega que McLoone, de 56 años, que había estado en la iglesia desde 2010, abrió una cuenta corriente secreta en 2011. En la misma desvió las donaciones de feligreses. Luego usó el dinero para pagar cenas, viajes y una casa en la playa en Ocean City, New Jersey.

La iglesia está investigando el hecho

Según lo informado por la revista Philadelphia, la Arquidiócesis de Filadelfia realizó su propia investigación interna del sacerdote en 2017 al notar la falta de fondos.

Los investigadores afirman que cuando la Arquidiócesis se enfrentó a McLoone por el dinero robado, el acusado admitió haber pagado por “relaciones personales” con otros hombres.

Según la denuncia policial presentada en el tribunal, el sacerdote envió miles de dólares a los hombres que conoció en Grindr utilizando métodos de pago en línea como Square y J-Pay.

Las autoridades afirman que McLoone gastó aproximadamente $3,000 dólares del dinero robado en hombres con los que tuvo relaciones sexuales, incluido un recluso en una prisión de Nueva York, informa Inquirer.com.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Chester anunció los hallazgos de la investigación de un año de duración el miércoles y acusó al sacerdote de 56 años de robo por delitos graves y delitos relacionados.

“El Padre McLoone tenía una posición de liderazgo, y sus feligreses confiaban en él para manejar adecuadamente sus generosas donaciones a la iglesia. El padre McLoone violó la confianza de los miembros de St. Joseph para su propio beneficio personal”, explicó el jefe de gabinete del fiscal de distrito, Charles Gaza.

En una declaración proporcionada a UNILAD, Kenneth A. Gavin, Director de Comunicaciones de la Arquidiócesis de Filadelfia, describió los cargos como “serios” y “perturbadores”. Afirmó que la Arquidiócesis continuará cooperando con las fuerzas del orden público a medida que el asunto penal entre en su próxima fase.

Toda la parroquia de St. Joseph ha tenido conocimiento de los presuntos delitos de McLoone durante el año pasado. El hombre de 56 años ha estado de licencia administrativa desde la primavera pasada.

Fuente: Diario NY