Saltar al contenido
perros de raza rottweiler
10
Ene

Conozca los detalles sobre los rottweilers que atacaron a un anciano

Actualizado: 10/01/2019 9:56

Tras las investigaciones realizadas por el caso, la Policía Municipal cree que los tres rottweiler que mataron a un anciano de 81 años el pasado fin de semana eran utilizados para peleas clandestinas de perros en el distrito de Vallecas.

Los agentes incluso investigan si el lugar de donde se escaparon los perros o fincas cercanas pudieron ser escenario de alguna pelea entre este tipo de razas peligrosas.

Un vecino de la zona incluso llegó a contar que había veces en las que se reunían en un solar cercano a la finca numerosas personas que sacaban de sus vehículos a perros y que luego los canes se peleaban en una nave cercana.

Estas quedadas se solían producir durante los fines de semana.

Datos del ataque

Los perros que atacaron a Benjamín, de 81 años, eran tres machos rottweiler que presentaban varias heridas por el cuello y el lomo que ya alertaron a la Policía de que podrían haber participado en peleas.

Se trataba además de rottweiler mezclados con otra raza de perros peligrosos, probablemente pitbull o american staffodshire.

Según la investigación policial, la víctima caminaba por delante de la calle de una finca empleada como planta de hormigón y cementera.

Los tres perros salieron del recinto por una parte de la valla que estaba rota y atacaron al anciano. Le causaron desgarros en las piernas y los brazos.

Su pronóstico fue muy grave y falleció dos días después en el Hospital de La Paz. La violencia extrema que exhibieron los perros contra el hombre también acrecentó las sospechas de que podrían haber estado implicados en peleas clandestinas.

La Policía Municipal tuvo que disparar un dardo anestésico para sedar a uno de los tres animales. Los otros dos regresaron a la planta de hormigón por el mismo lugar del que salieron.

El supuesto dueño de los tres perros, que trabajaba como vigilante en la planta de hormigón, fue detenido la misma noche del día 5 de enero por los agentes de la Policía Municipal al no tener los animales ni chip ni seguro ni ningún tipo de documentación.

Tampoco estaban censados en el registro municipal de animales potencialmente peligrosos.

Además, la valla perimetral de la nave no tenía la altura reglamentaria mínima de 1,80 metros, lo que facilitó que se escapasen los tres rottweiler, según la investigación de la Policía Municipal.

El pasado lunes pasó a disposición judicial y la magistrada acordó su puesta en libertad con cargos.

En un primer momento se le imputó un delito de lesiones imprudentes pero tras fallecer la víctima la calificación penal por la investigación de estos hechos se modificó y pasará a ser de homicidio por imprudencia.

El detenido Herminio A. A., de 50 años, negó ante la juez que fuese el dueño de los tres perros y señaló que los animales entraban y salían de la finca donde trabajaba como vigilante.

Aseguró que no tenía documentación de los animales ya que no eran suyos. En cambio, los trabajadores desmintieron al detenido y señalaron que los rottweiler estaban encerrados de día en una caseta y que por la noche los sacaba el vigilante para evitar los robos.

La misma noche del ataque los primeros policías municipales que llegaron al lugar se tuvieron que refugiar dentro de los coches debido a la peligrosidad de los animales.

Uno de ellos explicó que nunca había visto unos perros de raza peligrosa con tanta voracidad. Los canes están en cuarentena en la perrera municipal a la espera de lo que decida el juez.

No se descarta que sean sacrificados en los próximos días debido al grado de agresividad mostrado y sus escasas posibilidades de recuperación y sociabilización.

Fuente: El Mundo