Saltar al contenido
hechizo para conquistar a un hombre difícil
23
Ago

Conquista a un hombre difícil con el hechizo de la naranja

El amor es un juego que implica rapidez, buena actitud y, en algunos casos, muchas suerte. Puede que tengas tus ojos puestos en una persona perfecta para ti, pero que no logras atraparlo. Si estas en esta situación solo tienes que aplicar el efectivo hechizo de la naranja para conquistar a un hombre difícil.

Este procedimiento también sirve para atrapar a una mujer complicada. Para iniciar no necesitas una luna en especial. En cuanto a los ingredientes es necesario que tengas una naranja partida a la mitad que esté madura, necesitas cascara de plátano, ocupas canela y una vela verde.

El hechizo de la naranja para conquistar a un hombre difícil

Es importante que sepas que necesita quitarle el jugo a la naranja, luego usarás dos papelitos blancos pero sin rayas, tiene que estar puro, en blanco, ahí escribes en uno, el nombre tuyo y en el otro papelito debes escribir el nombre de la persona que quieres enamorar.

Cada uno de los papelitos los debes enrollar, luego haces una cruz entre los papelitos, tienen que quedar bien enredados. Luego vas a meterlos dentro de la naranja. Vas a escribir el nombre de la persona en la cáscara de plátano.

La naranja y la canela son ingredientes indispensables cuando se trata de hechizos de amor.

Luego vas a colocar la cáscara de plátano dentro de la naranja, luego agregas un poco de miel, la Sra Gloria menciona que este ritual es muy antiguo. Posteriormente, le vas agregar canela en polvo, generosamente. Bien puedes ponerle canela en palito. Vas a encender la vela con cerillo, ponte relajada, y procura hacerlo en un lugar en donde no te puedan interrumpir. Luego tomas la vela y haces una cruz con su cera encima de la naranja. Debes decir la siguiente oración.

«En tu nombre consagro esta fruta que quita el llanto, ven a mi (nombre del amado) y descansa en mi lecho que siembre ha estado preparado para ti, vuelve conmigo y olvida lo que una vez nos separó”.

Luego de que termines de ponerle la cera a la naranja, la apagas. Luego cierras la naranja con la otra mitad, la pones en papel de aluminio, lo dejas en reposo durante quince días y lo tiras a la basura.

Fuente: En Pareja