Saltar al contenido
26
Nov

Consejos para elegir la mejor plancha de pelo profesional

Para todas aquellas que tienen el pelo rizado, comprar una plancha de pelo es la mejor solución. Pero no vale cualquiera, para obtener el mejor resultado, es aconsejable optar por una plancha de pelo profesional. Para saber cómo encontrar la que mejor se adapta a nuestro tipo de cabello, podemos leer más en esta guía.

Aunque a priori parece una tarea sencilla, no siempre es fácil. Hay que tener en cuenta varias características que debemos conocer para poder elegir la mejor sin que nuestro cabello sufra por ello.

¿Qué necesita una buena plancha de pelo?

Siempre debemos priorizar la importancia de la salud de nuestro pelo. Por ello, nos centraremos en el material con el que estén realizadas las placas en las que se concentra el calor. Existen varias opciones de materiales como pueden ser la cerámica o el titanio. Pero la cerámica siempre será el elemento ideal. Este lo encontraremos en modelos de gama media y alta.

Son los mejores debido a que la cerámica transmite de la mejor forma el calor y le aporta una mayor resistencia a la plancha. Gracias a su superficie, esta se deslizará mejor por el pelo, evitando las fricciones que pueden provocar roturas.

La temperatura es importante

El aspecto más importante que diferencia a unas planchas de pelo de otras es la temperatura. Depende de tu tipo de cabello la temperatura que debas elegir para lograr el mejor resultado.

La mayoría de las marcas se sitúan entre los 75 y 75 grados hasta los 220 o 2240. Para un pelo normal, la temperatura ideal está entre los 175 y los 190 grados. Sin embargo, es bueno optar por una plancha con regulación más amplia de la temperatura en caso de tener un cabello grueso, pues necesitarás más, o fino. En este segundo caso necesitarás menos, pues se puede quebrar con más facilidad.

Qué tamaño es el ideal

Si hablamos del tamaño de las planchas de pelo, las podemos clasificar en dos grupos: las que cuentan con un tamaño estándar y los modelos especiales para viajes (una versión pequeña que cabe incluso en un neceser).

Las planchas de viaje no deben utilizarse en ningún caso como habituales, pues no son cómodas ni ofrecen unas prestaciones adecuadas. Aunque válidas para salir del paso, no son recomendables para trabajar nuestro cabello en todas las ocasiones.

Optar por precio o calidad

A la hora de elegir una buena plancha para el pelo hay que saber encontrar un equilibrio perfecto entre el precio y las prestaciones que ofrece. Piensa siempre que es mejor invertir algo más en unas planchas de mayor calidad. Sin embargo, tampoco hay que excederse.

Existen algunos tipos de plancha que tienen unas prestaciones bastante avanzadas y eso se refleja en su precio. Si tienes un tipo de cabello especial, puede que te sean válidas. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones mejor es optar por una normal.

Elegir la mejor plancha se traduce en conocer a la perfección tu tipo de cabello para no llevarte sorpresas. Aparte de eso, con una de gama media podrás conseguir resultados fabulosos.