Saltar al contenido
cuerpo de David Ibbotson
9
Feb

Familia del piloto de Emiliano Sala aparece (Detalles candela)

El cuerpo de David Ibbotson, piloto de la avioneta donde se accidentó el futbolista argentino Emiliano Sala, sigue desaparecido y sus familiares lanzaron una campaña en internet con el fin de reunir fondos para determinar su paradero.

Los investigadores recuperaron un cuerpo que fue identificado como el de Sala pero tuvieron que detener la búsqueda por las malas condiciones meteorológicas en el lugar donde se encontró la avioneta, a unos veinte kilómetros al norte de la isla anglo-normanda de Guernesey.

«Saber que la búsqueda fue interrumpida a corto plazo solo hace más difícil este periodo trágico», escribió la familia del piloto en la web de micromecenazgo Gofundme. «Contamos con la simpatía de la gente de corazón para ayudarnos a reunir los fondos que tanto necesitamos para encontrar a nuestro padre, marido e hijo querido», añade. «Ayuden a David Ibbotson a volver a su casa y lograr el adiós que merece».

 

Sin rastro del cuerpo de David Ibbotson

Las donaciones alcanzaban este sábado unas 25.000 libras (29.000 euros) de las 300.000 (343.000 euros) que pide la familia.

El 21 de enero el avión Piper Malibu en el que iban el piloto David Ibbotson y Emiliano Sala, que había salido de Nantes (Francia) en dirección a Cardiff (Reino Unido), desapareció cuando sobrevolaba el canal de la Mancha. El viernes, el propietario del Cardiff, el club de fútbol por el que Sala acababa de fichar, se ofreció a organizar la repatriación de su cuerpo a Argentina.

«Aún cuando esté allí siempre estará en nuestros corazones», dijo a la radio británica talkSPORT.

La familia del jugador indicó que la identificación del cuerpo le permitirá «empezar el duelo». Los jugadores del Cardiff y del Southampton llevarán este sábado brazaletes negros y observarán un minuto de silencio antes del partido que les enfrenta a ambos. Aunque todavía se desconocen las razones de la tragedia, la oficina británica de accidentes aéreos (AAIB) filmó los restos del avión, hallado a 67,7 metros de profundidad bajo el agua, y espera reunir suficientes datos para esclarecer las circunstancias.

Fuente: El Comercio