Saltar al contenido
26
Nov

¡Depravación al límite! Miembro de La Manada comete una abominación contra otro reo

Espantoso ataque sexual de un miembro de la llamada «Manada de Alicante» contra otro reo en la prisión de Villena. Al parecer, junto a otros reclusos, violó a un compañero, al que introdujeron un palo en el ano.

Uno de los cuatro jóvenes que se encuentra en prisión tras la violación grupal y simultánea a una chica de 19 años -durante la Nochevieja del pasado año en Callosa d’En Sarrià (Alicante)- ha vuelto a verse implicado en un episodio de agresión sexual. Esta vez, ocurrida en prisión.

Ataque sexual de miembro de La Manada de Alicante contra otro reo

Como informa El Mundo, el hombre participó junto a otros tres internos en una violenta agresión a otro preso. Todo apunta a que le introdujeron un palo de madera por vía anal y necesitó atención médica.

Los hechos se produjeron hace una semana en el Módulo de Educación y Respeto (MER) del Centro Penitenciario Alicante II de Villena. Allí se encuentra ingresado el joven desde su detención en enero.

Se trata de un centro moderno con un módulo especial que desde la clasificación de Instituciones Penitenciarias se entiende como de menores. Los reclusos tienen edades comprendidas entre 18 y 19 años.

Fue en este centro penitenciario, el pasado 12 de noviembre, donde el joven y otros tres hombres acorralaron a un preso y, tras una discusión, le agredieron sexualmente. El chico tuvo que ser atendido por el médico y, después, los agresores fueron llamados al orden.

A partir de ese momento, la dirección del centro penitenciario tiene dos opciones: expedientar a los jóvenes o expulsarles del módulo de educación y respeto, así como enviarlos a prisión convencional. Por el momento, no se ha tomado ninguna decisión.

Agresión contra miembro de La Manada de Callosa

No se trata del primer incidente del joven en prisión. A los pocos días de ingresar en la cárcel, sus compañeros le quemaron las manos con cigarrillos y también le raparon la cabeza.

Aun así, las agresiones que sufrió no revistieron asistencia médica. Además, él tampoco denunció los hechos ni delató a sus agresores para evitar futuros desencuentros y para que no le trajeran consecuencias.

Fuente: El Español