Saltar al contenido
víctima de La Manada de Alicante
9
Ene

¡Desgarrador! Las terribles declaraciones de la víctima de la Manada de Alicante

Actualizado: 09/01/2019 10:16

Este martes, la víctima de la Manada de Alicante de 19 años, declaró que los cuatro agresores la inmovilizaron, le rompieron la ropa, la tumbaron en el suelo, boca abajo y “varios chicos” se colocaron encima de ella.

Según el testimonio, la víctima de la Manada de Alicante manifestó que “estando ya inmovilizada”, recuerda “haber escuchado como si me rompieran la ropa”. “Encontré después el mono que llevaba así con la cremallera rota”, agrega.

La víctima de la Manada de Alicante añadió que tiene “arañazos en la espalda” y recuerda que “estaba tumbada en le suelo, boca abajo, con varios chicos encima. Me sujetaban la cabeza fuertemente contra el suelo. No sé si lo hacían con los pies o con las manos, pero era una presión muy fuerte. Me duele la parte izquierda de la cara, debajo de la mandíbula”, ha mencionado.

Según ella, la joven les dijo a sus agresores que “bebía alcohol y fumaba pero que no consumía drogas”.

Cuando los agentes de la Guardia Civil hallaron a la víctima de la Manada de Alicante en la casa donde se cometió la violación múltiple, la víctima “parecía narcotizada, no sabía lo que había ocurrido en las últimas horas y tampoco sabía dónde vivía”, relataton los agentes.

Por otra parte, según un testigo de la agresión sexual con el que ha hablado “la chica estaba gritando en el baño con el vestido roto”.

El abogado: “En el vídeo se le escucha decir ‘No, no, no, parad'”

Francisco González Fernández, abogado que defiende a la víctima de la Manada de Alicante, explicó que  su cliente asegura que la joven fue intoxicada con narcóticos, alcohol y quizá también con burundanga.

Aunque los psicólogos han aconsejado a la joven no ver el vídeo que grabó uno de sus agresores durante la violación, el abogado sí lo visionó: “En el vídeo se ve que se trata de cuatro agresiones sexuales plenas por parte de cuatro varones. Pueden escucharse las conversaciones entre ellos en las que se organizan para proceder a la agresión. Ellos están completamente conscientes y es ella la que dice: ‘No, no, no, parad'”, ha apuntado González.

“El documento es clarísimo en uno y otro sentido”, ha zanjado.

Fuente: 20 Minutos