Saltar al contenido
negocios del Chapo Gúzman en México
25
Jun

Destapan el sucio plan de la familia del «Chapo» en México

¿De un mal trago salió la oportunidad de sus vidas? Según información de medios locales, los negocios del Chapo Gúzman en México ya están bajo el control de su familia. Incluso, se asegura que se repartieron el territorio de “El Triángulo Dorado” en su ausencia.

Los pistoleros, sobrinos, primos y colaboradores que durante años trabajaron con el narcotraficante, creen que este es el inminente fin de la carrera delictiva de Joaquín Guzmán Loera.

«Nosotros sabemos que el Tío (Guzmán Loera) ya no va a regresar. Desde el principio supimos que era un juicio perdido. Aún así teníamos esperanza que ganara, pero era difícil. Desde que se lo llevaron a Estados Unidos fue difícil que las cosas salieran a su favor”.

Los negocios del Chapo Gúzman en México

Así lo dio a conocer el supuesto sobrino de “El Chapo”, quien pidió que sólo se le identificará con el apodo de “Comandante”. Contó que en los tiempos en que su Tío aún estaba libre, había opulencia en la sierra. Sobre todo la gente se sentía segura pues el Chapo no sólo controlaba el territorio, sino que ayudaba a la gente que de pronto enfrentaba una necesidad o alguna urgencia.

“Cuando se enfermaba alguien, y la familia no tenía dinero, el señor enviaba para la medicina, o mandaba traer una avioneta para que llevaran al enfermo a Culiacán. Daba trabajo. Era muy noble con la gente, por eso lo querían”, dice el Comandante, quien acabó unido a una facción del Chapo que hoy por hoy controla un territorio integrado a la ciudad de Culiacán.

¿Qué es el triángulo Dorado del narcotráfico?

En cuanto a la seguridad en las montañas, el sobrino explica que actualmente se presentó una serie de conflictos en las inmediaciones de lo que se conoce como el Triángulo Dorado. Esta es una zona completamente aislada y de difícil acceso donde convergen los estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango.

“Desde que se lo llevaron (al Chapo), hay más guerras, más conflictos, porque los que quedaron en su lugar resultaron ser más desordenados que cuando mi Tío, y ahí empiezan a hacer lo que quieren, y ya no se respeta a la gente ni se respetan las reglas”, reveló el sobrino del capo.

El Cacho, quien también solicitó no se revelara su verdadera identidad, explicó que parte de la inseguridad que se vive en las montañas tiene que ver con la insistencia del Cártel de La Línea. Los mismos tienen semanas tratando de entrar a Sinaloa por la zona de Atascadero, en Chihuahua, y que por eso el Cártel de los Guzmán vigila toda la zona.

“Si la gente esa entra por acá, los vamos a tener que enfrentar, porque estamos solos. ¿O ha visto gobierno por acá? Aquí seguimos oiga. Echándole ganas, y trabajando porque el tráfico de la droga no se detiene aunque no esté el jefe.  Pero eso sí, pendientes que no nos vaya a caer el gobierno”, dijo el Comandante.

Narcotraficantes de nivel medio y bajo entrevistados, dijeron por su parte que se mantendrían alertas. Además enviaron un mensaje claro: haga lo que haga el gobierno de México y Estados Unidos, se mantendría el tráfico de droga.

“Así se la voy a poner mi amigo: mientras haya quien compre, va a haber quien venda y ni la pared más grande va a parar que la droga llegue allá (a Estados Unidos). Si nosotros no la mandamos, van a ser los gringos quienes vengan a comprarla hasta acá”, enfatizó otro de los entrevistados.

Fuente: Ríodoce