Saltar al contenido
sondas extraterrestres espías
3
Oct

El aterrador descubrimiento sobre espías extraterrestres (Detalles)

Grupos científicos creen firmemente que hay vida en otros planetas y que incluso hicieron incursiones en el planeta desde hace muchos años. Sin embargo, la reciente alerta soltada por el físico estadounidense James Benford preocupa a la humanidad: hay sondas extraterrestres espías cerca de la Tierra.

El estudio de Benford, publicado en The Astronomical Journal, afirma que la vida no humana podría estar observando a los hombres desde hace millones años con la ayuda de sondas espía instaladas en objetos rocosos próximos.

Las sondas extraterrestres espías cerca de la Tierra

Este científico argumenta que unos objetos coorbitales cercanos recientemente descubiertos proporcionan «una forma ideal de observar nuestro mundo» sin temor a ser detectados con facilidad. Estos siguen una ruta alrededor del Sol similar a la de la Tierra alrededor del Sol muy cerca de nuestro planeta.

De esta manera, una sonda ubicada en esos cuerpos celestes «podría esperar su momento mientras nuestra civilización desarrolla tecnología» que la pueda detectar y, una vez contactados, permitiría «entablar una conversación en tiempo real», explica Benford.

James Benford, físico estadounidense, alertó sobre eventos de posible espionaje desde el espacio.

Esas sondas robóticas ‘fisgonas’ (‘lurkers’, en inglés) podrían responder o no a una señal en función de las motivaciones de los presuntos extraterrestres. Para que los científicos encuentren evidencias de tecnología alienígena, Benford sugiere que empleen desde telescopios ópticos y de radio y hasta envíen una nave espacial.

Las ideas de este especialista se basan en una larga historia de conjeturas elaboradas por personas que participan en programas SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, por sus siglas en inglés). En 1960, el radiofísico Ronald Bracewell fue el primero en sugerir que «las comunidades galácticas superiores» podrían haber instalado sondas interestelares autónomas por el espacio para observar, controlar y tal vez hasta comunicarse con otras formas de vida, recuerda ScienceAlert.

Fuente: RT