Saltar al contenido
14
Mar

El controvertido ritual de sanación de un pastor en Brasil (Video)

El pasado martes, Adriano Moraes, un pastor de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), llevó a cabo un controvertido “ritual de sanación” durante una ceremonia efectuada el martes, en Brasil.

Moraes, quien de acuerdo con medios locales se considera “un especialista en tratamiento para la curación de adiciones”, le ofreció una dosis de cocaína a uno de los feligreses y le pidió “darle el golpe”.

Presuntamente, el joven hasta le preguntó al pastor si la cocaína era “de la buena” antes de inhalarla. Todo como parte de una demostración de que sus eclécticos métodos realmente curan.

La misa, que es transmitida en televisión diariamente, fue criticada por distintos medios nacionales, quienes cuestionaron el medio por el que el sacerdote consiguió el narcótico y los motivos por los que la introdujo al templo.

Esta no es la primera vez que los pastores de esta iglesia son cuestionados por sus extraños métodos. En 2015, el obispo Rogério Formigoni ofreció drogas a un ex adicto.

“Siente el olor”, le dice Formigoni al hombre mientras le muestra una dosis de cocaína, en un video publicado en sus redes sociales. Luego repite la escena con marihuana y cerveza.

Esta situación fue tan escandalosa que el Ministerio Público de Sao Paulo dijo a medios locales que iba a iniciar una investigación entorno a la veracidad de las imágenes.

Este mismo pastor pidió durante una transmisión del programa “Pare de Sufrir”, en 2016, que como prueba de fe los presentes entregaran sus coches a la iglesia y volvieran a casa caminando.

La iglesia

La Iglesia Universal del Reino de Dios surgió en Brasil en 1977. Fue fundada por Edir Macedo en Río de Janeiro. En 2011, este pastor fue acusado de lavado de dinero.

En esa ocasión Macedo y otros tres líderes religiosos enfrentaron cargos por lavado de dinero, asociación para delinquir y falsedad ideológica por crear empresas fachada.

“Sólo entre 2003 y 2006, la Iglesia Universal declaró haber recibido poco más de 2.295 millones de dólares en donaciones, pero, según testigos, ese valor puede ser mucho mayor”, explicó en ese momento el Ministerio Público de Brasil. La denuncia del fiscal de San Pablo fue por presuntamente haber blanqueado unos USD 235 millones en donaciones.

La iglesia tiene alrededor de 8 millones de seguidores y cuenta con presencia en más de 180 países, por lo que supera a cualquier multinacional brasileña.

Fuente: Infobae