Saltar al contenido
El Rey de España y su padre están en buenos términos.
11
Abr

El padre del rey Felipe se dio una escapada post cirugía por cáncer de piel

Hace apenas unas semanas que el rey Juan Carlos se sometió a una cirugía para extirparle un carcinoma basocelular en la mejilla, una especie de cáncer de piel no maligno, por el que tendrá que hacerse evaluaciones cada tres meses. Pero la noticia está en cómo ha estado pasando su reposo médico.

El marido de la reina Sofía viajó este pasado fin de semana a Sanxenxo para volver a la competición y disputar las regatas, adelantadas por las Elecciones del próximo 28 de abril. El rey regresaba al mar tras haber estado alejado de la vela en el mes de marzo debido a su intervención quirúrgica. También se espera su presencia para el 18 de mayo.

Vea también: ¡Enhorabuena! El Rey Felipe hace una tregua con su padre

Aprovechando su estancia en Galicia, el emérito acudió el viernes a la inauguración de los nuevos salones de la bodega Granbazán, en Tremoedo, a unos 20 minutos de Sanxenxo. El padre de Felipe VI disfrutó de una velada junto al alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán Tourís y su teniente de alcalde, Javier Tourís, quienes le invitaron a navegar este mismo verano por la ría de Arousa, siguiendo la ruta jacobea hacia Pontecesures.

Esta última escapada del rey muestra que ya está totalmente recuperado de la operación. Tan solo le queda como secuela un pequeño morado en su ojo izquierdo. La marca se borrará con el paso de los días.

El rey emérito retoma sus aficiones luego de la cirugía por el carcinoma.

Fuente: El Economista