Saltar al contenido
asesinan a pareja en Texas
25
Ago

El terrible destino de una pareja de recién casados en Texas

Actualizado: 25/08/2019 19:30

A pocas horas de dar el «sí quiero», una pareja de recién casados en Texas tuvieron un accidente automovilístico que les costó la vida.

Harley Joe Morgan, de 19 años, y Rhiannon Boudreaux Morgan, de 20 años, ambos de Vidor, murieron a las 3 de la tarde.

Según el Departamento de Policía de Orange, los recién casados estaban saliendo del camino privado de Joy Dubose-Simonton, un juez de paz. La pareja se dirigía al Palacio de Justicia del Condado de Orange para presentar su licencia de matrimonio.

Asesinan a pareja de recién casados en Texas

“No habían estado casados en cinco minutos”, dijo LaShawna Morgan, madre del novio Harley Morgan, de 19 años, y suegra de Rhiannon Morgan, de 20 años, todos de Vidor.

Al igual que otros miembros de la fiesta de bodas, LaShawna Morgan lo seguía de cerca y fue testigo de la devastación cuando una camioneta que tiraba de un remolque cargado con un tractor golpeó al Chevy Cavalier de la pareja en la carretera Texas 87 cerca del aeropuerto local.

El impacto causó que el automóvil mucho más pequeño volcara varias veces antes de descansar en una zanja en la hierba alta y los arbustos.

La hermana del novio, Christina Fontenot, duda que la pareja haya visto venir el camión.

La reacción de los familiares de la pareja

“Tuve que sentarme allí y ver morir a mis dos bebés”, dijo LaShawna Morgan mientras esperaba que las autoridades extrajeran los cuerpos. “Esa es una imagen que tendré por el resto de mi vida. Todavía tengo su sangre en mis manos por tratar de sacarlo de allí”.

Harley y Rhiannon fueron declarados muertos en el lugar por la jueza de paz del condado de Orange, Joy Dubose-Simonton, la misma que unos momentos antes había presidido sus nupcias.

El chófer del camión salió ileso, según un comunicado de la policía. El conductor del camión no fue identificado, pero la policía dijo que estaba cooperando con la investigación y que no había señales de irregularidades. Se realizarían pruebas de drogas y alcohol.

La división de detectives del Departamento de Policía de Orange está investigando el incidente, según el comunicado.

Fuente: Diario NY