Saltar al contenido
colegio Claret de Don Benito
14
Mar

El trágico desenlace de un estudiante del colegio Claret de Don Benito

Este martes un adolescente de 17 año, se quitó la vida al lanzarse del tercer piso del colegio Claret de Don Benito. El joven dejó una carta antes de tomar la terrible decisión.

P.P.G, de 17 años, había aprovechado la hora del recreo para ausentarse al baño. Accedió al edificio del centro educativo del colegio Claret de Don Benito, subió las escaleras hasta la tercera planta y entró al servicio. Allí dejó una jeroglífica carta. P., poco tiempo después, caía por una ventana ubicada en la fachada que da a la calle San Juan. El cuerpo del joven pacense fue hallado por el subdirector del colegio. Este intentó reanimarle. Pero fue en vano. El menor falleció tras precipitarse desde una altura de 12 metros.

Lea más: ¡Búsqueda implacable! Asesinos de Joshua Batun cometen un error (Detalles)

El suceso coincidió con el fin del recreo. Muchos estudiantes volvían a sus aulas con toda normalidad. Nunca imaginaron que iban a estar retenidos en el interior de ellas durante tres horas. Fueron los profesores quienes, al enterarse de la tragedia, retuvieron a los menores hasta el levantamiento del cadáver, a la 13:30. Aunque de manera oficial el colegio Claret de Don Benito no se ha pronunciado.

Coches de policía y profesores corriendo

“Nos dimos cuenta de que P. no estaba. Algunos tenían teléfono y empezaron a buscar en las noticias y en Instagram para ver qué había pasado. Fue a través de las redes sociales que nos enteramos de que se había suicidado”, ha confesado a este periódico un compañero de clase del fallecido, “el profesor de Educación Física y el encargado pastoral nos explicó lo que había pasado”, añade el menor.

Allí comenzaron los gritos y lloros. Otra alumna del centro escolar ha explicado cómo la histeria inundó el centro educativo: “No nos decían nada. Estábamos encerrados en clase y veíamos cómo llegaban coches de policía y a todos los profesores corriendo”. Se cerraron todas las ventanas y se bajaron las persianas.

La carta

“Dejó una carta con un mensaje con una especie de jeroglíficos”, explica otra compañera de P. “Era un idioma que solo él entendía”, aclara la chica. Varios agentes de la Policía Nacional, Local y judicial y efectivos del Servicio Extremeño de Salud (SES) acudieron al lugar del suceso hasta que el cuerpo fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Badajoz, donde se le practicó la autopsia.

La noticia trascendió de manera rápida en la localidad. Numerosos vecinos se acercaron angustiados hasta el colegio para recibir más información sobre lo ocurrido. Las redes sociales se llenaron de publicaciones mostrando su apoyo a los familiares del fallecido y denunciando un posible caso de bullying en el colegio Claret de Don Benito.

Activo en el coro del colegio Claret de Don Benito

“Era un muchacho buenísimo. Muy buen estudiante”, cuenta una de sus compañeras a este periódico. Sin embargo, “era poco sociable y no tenía muchos amigos”, añade otro joven. Cuando el suceso ocurrió, algunos alumnos de la clase del fallecido fueron interrogados por varios facultativos que no descartaban que se tratase de un caso de bullying. Según ha informado el diario Hoy, era muy participativo en las actividades del centro, donde incluso formaba parte del coro escolar tocando la guitarra.

El colegio Claret de Don Benito de titularidad concertada, en el que se imparte Educación Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria y Grados Formativos de ciclo medio y superior. Este periódico también reconoció su labor didáctica y su método pedagógico al incorporarlo a su ranking de mejores colegios de España y Extremadura en 2018. Alberga capacidad para acoger a 1.180 alumnos y posee un claustro de 75 profesores.

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación para determinar las causas exactas de lo sucedido, pero se descarta, en principio, la intervención de terceras personas. P. se fue, dejando una hermana pequeña y a unos padres sin respuestas, solo una carta prácticamente imposible de descifrar.

Fuente: El Español