Saltar al contenido
18
Oct

¡Elegancia pura! La princesa Leonor rompe el protocolo en su visita a Oviedo (Videos)

Actualizado: 18/10/2019 11:19

Con una elegancia que le viene de familia, la princesa Leonor de Borbón brilló con luz propia en su visita a Oviedo en España.

La joven de 13 años inició este jueves el primer actos de tres días donde tomará las riendas de su titulo nobiliario.

La princesa Leonor se toma selfies con los presentes en Oviedo

La Familia Real al completo fue recibida en la Plaza Alfonso II el Casto en Oviedo. La primogénita de los Reyes, Felipe VI y Letizia, fue acogida con honores de heredera al trono de España.

Visita de la princesa Leonor a Oviedo

Al llegar a la plaza de la Catedral, la Familia Real se dividió en dos grupos para saludar a los presentes. Por un lado, la reina Letizia, feliz, exultante y sonriente como nunca, junto a su hija mayor Leonor.

Por otra parte, el rey Felipe con la infanta Sofía. Ambos permanecieron menos tiempo dando la mano a los presentes. Por ello, se vieron forzados a esperar más tiempo de la cuenta a Letizia y Leonor quienes seguían haciéndose selfies para llevar a cabo la primera foto oficial.

Este acto marca el inicio de la visita de la familia de Borbón y Ortiz a Asturias con motivo de la entrega de los premios Princesa de Asturias. Galardones que por primera vez en su historia van a estar presididos por Leonor de Borbón, quien además concederá su primer discurso en público.

El estilo de Doña Letizia y sus hijas

Para la ocasión, la reina Letizia recuperó de su armario un vestido color gris de cuello estilo blazer, con silueta wrap manga francesa y falda midi.

En sus pies, stilettos de Magrit de tacón en efecto cocodrilo en rojo, rompiendo la estética del look y aportando un toque de color al gris del vestido. Como joyas, unos discretos pendientes de eslabones engarzados de distintos tamaños y su clásico anillo dorado de Karen Hallam.

Las infantas, Leonor y Sofía, confirmaron con este acto lo que pareció un preludio al Día de la Hispanidad. Ambas infantas repitieron el estilismo capilar de melena suelta, como de costumbre, aunque con algo diferente. Ondulaciones en el pelo que le aportan juventud, frescura y con las que cierran su etapa infantil para adentrarse en la nueva era preadolescente.

La princesa de Asturias lució un vestido blanco, el contracolor de la bandera de Asturias, con un abrigo de tweed con rayas de diferentes tamaños y colores que bailaban entre el naranja, el verde, el azul y el blanco. Por su parte, la infanta Sofía optó por no llevar prenda de abrigo y ha seleccionado un vestido de un color llamativo y que destaca por encima del resto de la familia: coral.

En sus pies, la infanta Sofía lució unos zapatos de la firma Pretty Ballerinas (139 euros).

Cabe destacar que el rey Felipe saludo a los niños chocando la palma de su mano, de una forma mucho más plebeya y mundana que protocolaria y real.

Fuente: El Español