Saltar al contenido
10
Sep

¡Entérese! Colombia fija posición sobre reciente orden de Maduro

Desde este martes 10 de septiembre se pusieron en marcha los ejercicios militares en la frontera entre Venezuela y Colombia. La instrucción del gobierno del presidente Iván Duque a sus funcionarios es clara: estar en alerta, pero con mesura y calma.

La puesta en marcha de los ejercicios militares la ordenó la noche de este lunes 9 de septiembre Nicolás Maduro, durante una reunión con altos funcionarios de su Gobierno. Dichos ejercicios se realizarán hasta el próximo 28 de septiembre.

Maduro justificó el movimiento de tropas por un posible ataque desde Colombia.

«Que las unidades militares de la frontera estén en alerta naranja frente a la amenaza de agresión de Colombia contra Venezuela».

Son 2.219 kilómetros en común entre las dos naciones. En el territorio del país vecino las actividades militares estarán centradas en los estados de Zulia, Táchira, Apure y Amazonas.

Reacción de Colombia por ejercicios militares en la frontera

Fuentes del alto Gobierno colombiano señalaron que en la tarde del lunes, durante la reunión que se sostuvo en la Casa de Nariño con los altos mandos de las Fuerzas Militares y la Policía, no se adoptaron medidas extraordinarias, y que la vigilancia y control fronterizo se mantendrá como es la rutina.

«No se van a enviar tropas adicionales a la frontera con Venezuela y mucho menos se va a incrementar la actividad militar. Habrá especial vigilancia sobre la zona, como es cotidiano en aras de mantener la soberanía, cuidar los pasos fronterizos y frenar las actividades ilícitas como lo son el narcotráfico y el contrabando. Estaremos alerta», dijo una fuente.

Por su parte, Jorge Restrepo, director del Centro de Análisis para Conflictos, Cerac, dijo que ese tipo de ejercicios militares no deberían extrañar. Indicó que toda Fuerza Militar debe medir su capacidad operacional y que no representan ningún riesgo.

«El hecho de que anunciaran la realización de los ejercicios militares quitan un riesgo a una eventual confrontación», puntualizó Restrepo, quien señaló que «el riesgo está en que el gobierno de Maduro busca crear cortinas internas, desviar la tensión interna sobre la problemática que se vive en Venezuela».

El experto aseguró que Colombia tiene que mantenerse en un papel de observador. Agregó que «cualquier reacción debe hacerse con la cabeza fría, no se puede caer en provocaciones».

Fuente: El Tiempo