Saltar al contenido
crimen de Slender Man
27
Ago

Escalofriantes detalles del crimen de dos niñas «por orden de Slender Man»

El crimen de Morgan Geyser y Anissa Weier contra su «amiga» Payton Leutner, es escalofriante, y ahora un documental de TV revela detalles de lo que hicieron las niñas «por orden de Slender Man». Se trata de un personaje ficticio de terror, que inspiró a las infantes a apuñalar 19 veces a otra niña.

Documental del crimen de Slender Man revela escalofriantes detalles

Un nuevo documental de la cadena Crime + Investigation revela nuevos detalles espeluznantes sobre el intento de asesinato que estremeció a la sociedad hace cinco años. Las dos niñas estadounidenses, de 12 años, intentaron matar a su compañera de la misma edad, un crimen que «les ordenó» Slender Man, un personaje de terror ficticio.

El 30 de mayo de 2014, Morgan Geyser y Anissa Weier atrajeron a Payton Leutner al bosque bajo pretexto de jugar al escondite. Allí la apuñalaron 19 veces y la  abandonaron para que muriera.

Posteriormente declararon ante los agentes que lo hicieron porque querían unirse al terrorífico culto de Slender Man y convertirse en sus sirvientes o agentes de terror.

Geyser y Weier, de Waukesha (Wisconsin, EE.UU.), creían que el espeluznante meme de Internet era real. Se trata de un hombre delgado, extremadamente alto, con brazos muy largos, con un rostro sin rasgos faciales y que viste un traje formal negro.

Aseguraron que Slender Man las había visitado en sus sueños y amenazaba con matar a sus familias si no asesinaban a Payton.

Estuvieron planeando el ataque durante meses. El día antes del crimen, el cumpleaños de Morgen, invitaron a la víctima a su casa para una fiesta de pijamas. Fue allí donde las amigas originalmente planearon apuñalarla por la noche. No pudieron hacerlo.

Entonces, al día siguiente, tomaron un cuchillo de cocina de la casa y se dirigieron al bosque para jugar al escondite. Pero cuando Payton estaba agachada, Morgan y Anissa se abalanzaron sobre ella.

La inmovilizaron y mientras Weier estaba asestando las 19 puñaladas a Payton, Geyser gritó: «No tengas miedo. Solo soy un gatito».

Posteriormente, Weier le confesó a la Policía: «Entonces, le dijimos [a Payton] que íbamos a buscar ayuda, pero realmente no lo hicimos. Íbamos a huir y dejarla morir».

«¿Podría ayudarme, por favor?»: El hallazgo de Payton Leutner

Estos detalles se revelan por primera vez en el documental ‘Inside The Verdict: Slender Man‘, que se estrena este 27 de agosto.

Además, el programa recoge las declaraciones de Greg Steinberg, un ciclista de la misma ciudad de Waukesha, quien encontró a la niña herida en el bosque. Payton, desangrada y gravemente herida, logró arrastrarse hacia la carretera, donde fue vista por Steinberg.

«Miré y había una niña acostada allí, una niña pequeña, y se veía tan cómoda que pensé que tal vez estaba tumbada al sol«, cita Mirror sus palabras.

«Ella me miró y dijo: ¿Podría ayudarme, por favor? Dijo que había sido apuñalada varias veces», recordó Greg, quien contactó a los servicios de emergencia.

Sentencias de Geyser y Weier

En hospital Payton le contó a la Policía lo que le había sucedido y se inició la búsqueda de Geyser y Weier. Las niñas tenían planeado huir al Bosque Nacional Nicolet de Wisconsin, porque creían que allí se encontraba el castillo de Slender Man.

Ambas menores fueron encontradas a varios kilómetros del lugar de los hechos. Tan pronto como la Policía comenzó a interrogarlas, se hizo evidente que Geyser sufría serios problemas de salud mental. Antes del juicio, le diagnosticaron esquizofrenia paranoide, y se reveló que había escuchado voces y tenía alucinaciones desde hacía varios años.

La niña creía que Slender Man era real y que la estaba observando y hasta podía leer su pensamiento.

Tres años después, Weier se declaró culpable de ser parte del intento de asesinato en segundo grado, pero fue encontrada no responsable criminalmente debido a su enfermedad mental. En diciembre del 2017 la menor fue sentenciada a 25 años en un psiquiátrico. Según su acuerdo de culpabilidad, debe pasar al menos tres años en ese centro y aunque salga debe permanecer bajo observación hasta que cumpla 37 años.

Su amiga, Geyser —la que apuñaló a la víctima— fue declarada culpable del intento de asesinato en primer grado, pero debido a su grave estado de salud mental tampoco es responsable criminalmente, por lo que fue sentenciada a 40 años en un psiquiátrico.

Fuente: Actualidad RT