Saltar al contenido
12
Ene

Española tuvo un horrible final en París (Detalles)

Actualizado: 12/01/2019 18:12

Una desproporcionada explosión dentro de una panadería en París causó conmoción ya que uno de los fallecidos reportados es una mujer española. De acuerdo con el reporte, otro ciudadano español está dentro de los 50 heridos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, confirmó la muerte de la mujer procedente de España que estaba herida de gravedad. Además el consulado de España en la capital francesa está prestando apoyo al marido de la víctima.

En la explosión, según informó la prefectura de la Policía francesa, murieron también al menos dos bomberos, que, de acuerdo con los primeros indicios, se habían desplazado al lugar para tratar un escape de gas en la panadería.

Panadería estalla en París

La explosión este sábado 12 de enero se registró dentro de un edificio del centro de París, Francia, provocada por una fuga de gas. En el lugar funcionaba una panadería.

«Hubo una explosión grave seguramente provocada por una fuga de gas. El balance humano es grave», declaró el ministro del Interior Christophe Castaner, quien acudió al lugar del siniestro donde 200 bomberos estaban movilizados para apagar el incendio y prestar primeros auxilios.

Las autoridades mantenían un cordón de seguridad alrededor de la zona en la que un centenar de policías se encontraban movilizados.

«Estábamos durmiendo cuando escuchamos un ruido, pensamos que era un terremoto», contó una adolescente que vive en una calle cercana. «Bajamos y vimos un edificio en llamas», añadió su hermano. La explosión se produjo cuando los bomberos, que fueron alertados por una fuga de gas, se encontraban dentro del edificio. La fuerte detonación hizo estallar las ventanas de los edificios aledaños.

«Todas las ventanas de nuestro apartamento estallaron, todas las bisagras de las puertas que estaban abiertas saltaron, para salir de mi habitación tuve que caminar sobre la puerta, los niños estaban muy asustados, no podían salir de su habitación», relató Claire Sallavuard, que vive en el edificio donde en la planta baja hay una panadería.

La familia tuvo que ser evacuada del primer piso con una escalera de los bomberos.

Heridos evacuados en helicópteros

La calle en la que se produjo la explosión estaba cubierta de escombros y las llamas salían de la planta baja del edificio. En las calles cercanas, varios turistas, con maletas en las manos, evacuaban los hoteles de esta zona céntrica de la capital francesa.

Residentes salían de los edificios en pijama. Un hombre descalzo y con el pelo blanco por el polvo estaba siendo atendido por los servicios de emergencia. A unos metros del lugar de la detonación, una decena de personas heridas sobre todo en la cabeza, recibían atención médica.

Varios heridos fueron evacuados por helicópteros que se posaron en la concurrida plaza de la Opera de París ante la mirada atónita de turistas y parisinos. El primer ministro, Edouard Philippe, y el fiscal de París, Rémy Heitz, se dirigieron también a la zona, sobrevolada por un helicóptero.

Bomberos rescatan heridos luego de la explosión.

La policía pidió a los ciudadanos que no se acerquen al lugar para dejar trabajar en las mejores condiciones a los servicios de emergencia. La fiscalía de París abrió una investigación para identificar el origen exacto del siniestro.

En París varios edificios están conectados al suministro de gas natural de la ciudad, pero las explosiones por fugas de gas son poco frecuentes. La detonación de produjo en momentos en que varios «chalecos amarillos» comenzaban a congregarse frente al ministerio de Finanzas, en el este de París, para una nueva jornada de protestas de este colectivo antigubernamental.

El suceso se registró sobre las 09.10 hora local (08.10 GMT) y causó numerosos daños materiales en los edificios aledaños, entre ellos varios hoteles, cuyos clientes fueron evacuados por motivos de seguridad.

Fuente: 800 Noticias