Saltar al contenido
adolescente degollada barcelona mataró
17
Jun

Espantoso hallazgo de una adolescente en su habitación en Barcelona

Actualizado: 17/06/2019 8:37

Un espeluznante hallazgo estremece la localidad de Mataró, en Barcelona: una adolescente de 13 años apareció degollada sobre su cama. Pasadas las 10 de la noche del domingo, encontraron el cadáver con cortes en el cuello.

Investigan caso de la adolescente degollada en Mataró

Los Mossos d’Esquadra investigan la muerte por arma blanca de la menor de edad cuyo cadáver ha sido localizado en un domicilio de Mataró (Barcelona). En el caso todas las hipótesis están abiertas.

La niña vivía con su madre y su hermano en la vivienda, pero la progenitora se marchó a Rusia el pasado viernes. Como no sabía nada de la niña llamó a un amigo ruso para que fuera a su casa.

El cadáver fue hallado cuando se accedió a la vivienda por el balcón y se encontró a la pequeña en una habitación boca arriba y llena de sangre. Según han explicado los vecinos, del hermano de 15 años no se sabe nada.

Las mismas fuentes aseguran que los médicos certificaron la muerte por un corte en el cuello y han descartado el suicidio. Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación para tratar de determinar las circunstancias sobre la muerte de la menor y el juzgado ya ha abierto diligencias por muerte violenta.

Consternación en Barcelona por la menor de edad asesinada en Mataró

Los vecinos, por su parte, no acaban de dar crédito a lo que ha sucedido. «Solamente la veía pasear por la calle, pero no la conocía ni había hablado con ella. Me he quedado helado, como todos los vecinos. Porque pasa al lado de nuestra casa y tenemos hijos». Así se expresa un vecino del bloque contiguo a la vivienda donde ha tenido lugar la tragedia.

No es el único residente en Mataró que ha lamentado los hechos. «Es muy grave que a una niña le quiten la vida. No estamos acostumbrados a esto en nuestra ciudad. Nos duele mucho porque es una niña de 13 años. Aquí no se habían vivido nunca estas cosas», asegura otro vecino.

Fuente: La Sexta